Reclutador de la Guardia nacional sentenciado por cometer fraude

Un miembro de la Guardia Nacional que trabajó tiempo completo como reclutador fue sentenciado por cometer fraude en un programa de fondos federales.

Reclutador de la Guardia nacional sentenciado por cometer fraude Reclutador de la Guardia nacional sentenciado por cometer fraude

Reclutador de la Guardia nacional sentenciado por cometer fraude

La Directora de Justicia Criminal Deborah L. Gramiccioni, dio a conocer que Gregory Fletcher, de 33 años, de Lower Township, fue sentenciado a 3 años de libertad condicional y 50 horas de servicios comunitarios al comparecer ante el Juez de la Corte Superior Jeanne T. Covert en el condado de Burlington.

Fletcher deberá pagar $8,500 en restitución al programa de Asistencia en Reclutamiento (GRAP).

El 16 de octubre se declaró culpable por cometer robo.

Fletcher confesó que en forma fraudulenta obtuvo un total de $8,500 de los pagos de GRAP al cual no tenía ningún derecho. GRAP suministra incentivos de dinero a los soldados de la Guardia nacional a tiempo parcial, para solicitar nuevos reclutas durante su tiempo personal. Los reclutadores que trabajan a tiempo complete como Fletcher no son elegibles para recibir incentivos monetarios. Un soldado de la Guardia nacional a tiempo parcial que se registra con GRAP como un asistente en reclutamiento recibe $1,000 por referir a un individuo que desea ser enlistado y adicionalmente $1,000 si el recluta recibe adiestramiento básico.

Una investigación de la Policía Estatal de New Jersey y la División de Justicia Criminal reveló que Fletcher tuvo acceso para crear 3 cuentas de GRAP  para 3 soldados a tiempo parcial y al mismo tiempo sometió información falsa indicando que ellos habían referido a 8 nuevos reclutas.

Fletcher le dio el número de cuenta bancaria para el depósito directo del dinero proveniente de los incentivos de los 3 soldados reclutadores, habiendo obtenido ilegalmente un total de $8,500 de incentivos de GRAP.

GRAP trabaja con fondos federales y es administrado por una corporación privada. La investigación empezó con una llamada de esta corporación a la División de Investigación de la Armada de los Estados Unidos que refirió el caso a la División de Justicia Criminal de New Jersey.

Más noticias

0 Comentarios