Recién graduados enfrentan difícil mercado laboral

Las empresas están contratando, pero el número de plazas disponibles es menor y la competencia más dura que nunca.

Llegó el gran día, y sin embargo, de acuerdo a las estadísticas, este no es un buen año para graduarse de la universidad. Tan sólo uno de cada cinco flamantes profesionales consiguirá trabajo en el primer año. Además, más de un millón de personas se estarán incorporando a la fuerza laboral en el 2009.

Pero si de asistencia del gobierno se trata, en la mayor parte de los casos, los estudiantes no califican para beneficios de desempleo porque carecen de requisitos necesarios como un historial de salario previo, y si los graduados califican para recibir subsidios, no es suficiente, todavía queda pagar la deuda acumulada durante los años de estudios.

En todo caso, los expertos aseguran que la flexibilidad para buscar empleo es crítica, dicen que la ventaja de ser profesional y jóven permite la adaptabilidad a distintos campos de trabajo. Además se recomienda hacer contactos: 1 de cada 5 empresas buscará candidatos en el internet, y finalmente, si bien requiere más esfuerzo conseguir trabajo, hay esperanza,  las empresas todavía están contratando.

Más noticias

0 Comentarios