Rechazada ordenanza que prohibiría impartir clases de natación en piscinas residenciales

La instructora que impartía tales clases podrá seguir con la gestión que lleva realizando por seis años desde que su sobrina perdió la vida ahogada.

Líderes de la ciudad de Ormond Beach rechazaron de forma unánime el martes por la noche la ordenanza que prohibiría ofrecer clases de natación en las piscinas de residencias. El asunto se debatió a raíz de la queja de vecinos de una residente del área, por los ruidos que los menores de edad realizan cuando toman las clases y que presuntamente alteran la paz del vecindario. Deana Frechette podrá seguir con la gestión que lleva realizando por seis años desde que su sobrina perdió la vida ahogada.

Más noticias

0 Comentarios