Quinceañera inmigrante sueña con ir a la escuela

Lilia cruzó sola la frontera y ahora reside en Virginia Beach sin su familia. Su sueño es ir a la escuela y tener una fiesta de quinceañera.

Lilia se ve una niña como cualquier otra pero detrás de su mirada hay tristeza y desolación. Cuando tenía sólo 13 años decidió salir de su país natal México hacia el norte en busca de mejores oportunidades y como a cualquier persona que cruza la frontera a Lilia le tocó, siendo una niña, vivir los temores del desierto.

La madre de Lilia, la dejó en la frontera, y ella viajó sola sin su familia, situación que ha sorprendido a quienes ahora la cuidan. Miriam Arévalo se apiadó de la situación de la niña, le brindó su casa, y ahora no solo encontró una persona que es como su mamá, si no también hermanos que la cuidan.

Gracias al apoyo de esta familia, Lilia ha tenido tranquilidad y el cariño de un hogar, aunque uno de los obstáculos más grandes que enfrenta es no poder ir a la escuela.

Según el abogado de inmigración que lleva su caso, para poder estudiar en el estado de Virginia, la menor debe tener custodia o un tutor legal. Y esa es la batalla, lograr que Miriam tenga la custodia de Lilia para poder asistir a la escuela, según expertos un batalla difícil de ganar porque aparentemente su familia en México no quiere apoyarla. En la segunda parte de este reportaje especial le contaremos sobre ese sueño de tener una fiesta de quince años.

Más noticias

0 Comentarios