Al Qaeda reivindica el atentado contra la CIA en Afganistán

Al Qaeda reivindicó este jueves el ataque contra agentes de la CIA en Afganistán, mientras la administración estadounidense se disponía a publicar un informe preliminar sobre los fallos de inteligencia que permitieron que el islamista nigeriano abordara un avión hacia Detroit, en Navidad.

Al Qaeda reivindicó este jueves el ataque contra agentes de la CIA en Afganistán, mientras la administración estadounidense se disponía a publicar un informe preliminar sobre los fallos de inteligencia que permitieron que el islamista nigeriano abordara un avión hacia Detroit, en Navidad. La red de Osama bin Laden reivindicó el espectacular atentado suicida del 30 de diciembre en el corazón de una base estadounidense de Jost (en el este de Afganistán). Los talibanes también habían reivindicado el atentado.Un doble agente infiltrado, el jordano Humam Jalil Abu Mulal Al Balawi, supuesto miembro de Al Qaeda reclutado por los servicios jordanos para trabajar para la CIA, se hizo volar en pedazos matando a siete estadounidenses empleados por la agencia, en el ataque más sangriento contra los servicios de inteligencia norteamericanos desde 1983. También resultó muerto un oficial jordano.El kamikaze vengaba así a los combatientes talibanes 'mártires' que murieron por misiles disparados por aviones sin piloto estadounidenses, declaró el jefe de Al Qaeda en Afganistan, Mustafá Abu al Yazid, citado por el centro norteamericano de vigilancia de páginas 'web' islamistas SITE.Desde la llegada al poder del presidente estadounidense, Barack Obama, que decidió enviar 30.000 refuerzos a Afganistán, Estados Unidos multiplicó sus ataques aéreos en las zonas tribales paquistaníes. El último, mató el miércoles a 13 combatientes islamistas, según una fuente paquistaní.En cualquier caso la violencia en la región no amaina. Un atentado suicida causó 8 muertos y 24 heridos este jueves en Gardez, principal ciudad del sudeste de Afganistán, anunció un portavoz de la provincia de Paktia.Mientras tanto, los servicios de inteligencia estadounidenses están contra las cuerdas por haber fracasado en la prevención del intento de atentado contra un vuelo de Northwest.Umar Faruk Abdulmutallab, el nigeriano de 23 años que intentó hacerse estallar en el avión de Northwest, con 279 pasajeros y 11 miembros de la tripulación a bordo, fue inculpado formalmente el miércoles en Estados Unidos.Se expone a ser condenado a 20 ó 30 años de cárcel por cada uno de los cargos retenidos contra él, entre ellos "intento de asesinato" e "intento de utilización de un arma de destrucción masiva", pero no a la pena de muerte.Las autoridades de Yemen, país de origen de la familia Bin Laden, anunciaron que el autor de este atentado frustrado contra un avión que volaba de Amsterdam a Detroit se había reunido en Yemen con un imán radical estadounidense-yemení, Anwar Al Aulaqi, y con al menos un responsable de Al Qaeda.El imán Aulaqi también estaría vinculado con el autor de un tiroteo en la base militar estadounidense de Fort Hood que dejó en noviembre 13 muertos y 42 heridos.Las autoridades de Saná siguen decididas, dicen, a luchar contra la rama local de Al Qaeda, que reivindicó el intento de atentado del 25 de diciembre. El miércoles anunciaron el arresto de seis miembros de la red, incluido uno de sus presuntos jefes que profirió las amenazas que motivaron el breve cierre de embajadas occidentales.Con todo, el viceprimer ministro yemení para Asuntos de Defensa y de Seguridad, Rached al Alimi, advirtió este jueves que una intervención militar estadounidense "podría reforzar" a la red extremista.Pidió, eso sí, a los países occidentales, entre ellos Estados Unidos, que ayuden a Yemen suministrándole material y formación.Según Alimi, el nigeriano fue reclutado por Al Qaeda fuera de Yemen, quizá en Londres, "por los grupos extremistas en Gran Bretaña.Y, según Los Angeles Times, la policía fronteriza estadounidense sabía que había un presunto extremista a bordo del vuelo 253 y lo esperaba en el aeropuerto. Pero vio su nombre en una base de datos cuando ya había embarcado.Obama denunció el martes que este "fracaso" de los servicios secretos podría haber tenido consecuencias "desastrosas" y se comprometió a "corregir" la situación.Un "fracaso" pese a los miles de millones de dólares invertidos por Washington en la inteligencia y la seguridad después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, eso sin contar las operaciones militares en Afganistán y en Irak.Por otro lado, según el diario kuwaití Al-Qabas, los servicios secretos occidentales advirtieron a las monarquías del Golfo de que Al Qaeda se disponía a atacar navíos.

Más noticias

0 Comentarios