Pyongyang quiere tratado de paz con EEUU antes de discutir tema nuclear

Corea del Norte llamó el lunes a conversaciones sobre un tratado de paz con Estados Unidos, una condición planteada desde hace tiempo por el régimen comunista para renunciar a sus programas nucleares.

Corea del Norte llamó el lunes a conversaciones sobre un tratado de paz con Estados Unidos, una condición planteada desde hace tiempo por el régimen comunista para renunciar a sus programas nucleares."La conclusión de un tratado de paz contribuirá a poner fin a las relaciones de hostilidad con la RPDC (República Popular Democrática de Corea) y Estados Unidos", indica un comunicado del ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores, citado por la prensa oficial."Esto contribuirá a promover la rápida desnuclearización de la Península Coreana", agrega el texto.Corea del Norte anuncia regularmente que la conclusión de semejante tratado es la condición sine qua non para que abandone su programa nuclear, pues el régimen comunista considera que Estados Unidos es su único interlocutor verdadero.Además de proporcionarle la garantía de no ser atacado -una obsesión del régimen norcoreano- un tratado de paz también tendría la ventaja económica para este país de levantar las sanciones internacionales instauradas después de sus dos ensayos atómicos de 2006 y 2009.La Guerra de Corea terminó con un armisticio en 1953, pero sin tratado de paz, dejando técnicamente a la Península Coreana en estado bélico.La firma de un tratado de paz entre Corea del Norte y Corea del Sur requiere, además de la firma de Estados Unidos, la de China, otra de las partes que participaron en el conflicto coreano (1950-1953).Este llamado al diálogo, procedente del ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores y citado por la prensa oficial, tiene lugar un mes después de la visita a Pyongyang del emisario norteamericano Stephen Bosworth.Sin embargo, de acuerdo con Kim Yong-Hyun, profesor en la Universidad de Dongguk en Seúl, la oferta del régimen de un tratado de paz "no es realista"."La propuesta quiere tomar la iniciativa para futuras negociaciones y asegurarse nuevas concesiones cuando se reanuden las discusiones con Estados Unidos o Corea del Sur", afirmó.En este sentido, el régimen comunista afirmó este lunes que estaba dispuesto a reanudar las discusiones, pero sólo si se levantaban las sanciones en su contra.Aunque reciben favorablemente el menor gesto aparente de apertura del régimen estalinista, las autoridades norteamericanas estiman que Corea del Norte debe demostrar, antes de cualquier conversación directa, su buena fe y volvedr a las negociaciones de las seis partes (China, Corea del Sur, Corea del Norte, Japón, Estados Unidos y Rusia) sobre su programa nuclear.Corea del Norte abandonó en abril las discusiones sobre su desnuclearización, luego de proceder a un disparo de misil sancionado por el Consejo de Seguridad de la ONU. Más tarde efectuó su segundo ensayo nuclear.Estados Unidos señaló en varias oportunidades su reticencia a cualquier contacto mientras con Corea del Norte no mejore la situación de los derechos humanos.El nuevo emisario estadounidense sobre derechos humanos en Corea del Norte, Robert King, volvió a instar el lunes a mejorar el "atroz" estado de las libertades de los norcoreanos."La mejora de las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte tendrá que incluir un mayor respeto de los derechos humanos por parte de Corea del Norte. Esa es una de las condiciones importantes", afirmó King tras reunirse en Seúl con el ministro de Relaciones Exteriores surcoreano, Yu Myung-Hwan.

Más noticias

0 Comentarios