Tout Puissant Mazembe y Pohang Steelers definen rival de Estudiantes en Mundial de clubes

El Tout Puissant Mazembe congoleño y el Pohang Steelers surcoreano, campeones de las Confederaciones de África y Asia, respectivamente, se enfrentan el viernes en "cuartos de final" del Mundial de Clubes de fútbol de Abu Dabi para definir el rival de Estudiantes en 'semis'.

El Tout Puissant Mazembe congoleño y el Pohang Steelers surcoreano, campeones de las Confederaciones de África y Asia, respectivamente, se enfrentan el viernes en "cuartos de final" del Mundial de Clubes de fútbol de Abu Dabi para definir el rival de Estudiantes en 'semis'.En efecto, el vencedor de este duelo entre africanos y asiáticos enfrentará el martes 15 en el estadio Mohammed bin Zayed al equipo argentino Estudiantes de la Plata, actual campeón de la Copa Libertadores de América, y por lo tanto representante de la Conmebol en el torneo.El Pohang Steelers FC es desde hace varias décadas uno de los mayores animadores del pujante balompié surcoreano, en el que ha obtenido cuatro títulos nacionales y dos de Copa. Como la mayoría de los equipos del Extremo Oriente practica un juego caracterizado por la rapidez.En 1997 ganó por primera vez el Campeonato asiático de clubes, como se denominaba antes la hoy llamada Liga de Campeones de Asia, lo que repitió en la temporada siguiente.Desde hace cinco años, el equipo es entrenado por Sergio Farías. Con éste en el banquillo las cosas volvieron a mejorar y, en 2008, disputó de nuevo la Liga de Campeones, que ganó también un año más tarde. Precisamente, el técnico ha impuesto a su equipo un estilo de juego brasileño, con gracia y variantes."Tienen un juego muy físico, son técnicos pero también muestran a veces cierta desorganización táctica (...) Cuentan con algunos buenos jugadores que hay que controlar. Hay que aprovechar cierto desorden en la salida de la defensa. Es un equipo técnico que, cuando ataca, es necesario tratar de jugarle al contragolpe a velocidad", destacó en cambio sobre su rival Farías, de 42 años."Pensamos al máximo en esto de informar a nuestros jugadores sobre las características del adversario, para saber cómo enfrentarlo (...) Mañana veremos los resultados. El nuestro es un equipo joven, pero estamos en ascenso y contamos con alguna experiencia internacional en la Copa de Asia de clubes (Liga de Campeones)", dijo el sudamericano sobre sus pupilos.El franco-italiano Diego Garzitto, que hizo volver a lo más alto del fútbol africano en esta última temporada al equipo congoleño, ganador de la primera Liga de Campeones, afirma que "no tiene complejos"."No conocemos a los rivales, salvo a los grandes como el Barcelona. Tenemos la obligación de demostrar que África está en movimiento. No tengo el menor complejo ante este equipo surcoreano, diga lo que diga su técnico, y a mis jugadores les inculco eso. Vi tres videos, y conozco poco su estilo. Denilson, Wagner y Stevo Ristik forman seguramente un buen ataque, pero nosotros también lo tenemos", aseveró el ex mediocampista.El club congoleño, cuyo nombre completo es Tout Puissant Mazembe Englebert, por lo que también en otros tiempos se le denominaba Englebert a secas, es un equipo con mucha historia en su continente, y hace gala de un fútbol físico y técnico a la vez.Creado en el año 1939, en su palmarés destacan hacia fines de los años sesenta dos Copas de Campeones de África, dos subcampeonatos y más tarde, ya en 1980, una Copa Africana de Campeones.Asimismo, constituyó el meollo del equipo nacional de Zaire que disputó la Copa del Mundo de Alemania-1974.

Más noticias

0 Comentarios