Protestas por el clima: policía danesa intenta disuadir de nuevos disturbios

La policía danesa mostró toda la fuerza de la que es capaz con más de mil detenciones en dos días, en un intento de disuadir a los manifestantes de generar nuevos disturbios cuando los jefes de Estado lleguen esta próxima semana a la cumbre sobre el cambio climático de Copenhague.

La policía danesa mostró toda la fuerza de la que es capaz con más de mil detenciones en dos días, en un intento de disuadir a los manifestantes de generar nuevos disturbios cuando los jefes de Estado lleguen esta próxima semana a la cumbre sobre el cambio climático de Copenhague."Es como un partido de fútbol, apartamos a los 'hooligans' para no fastidiar la fiesta a los otros espectadores", explicó a la AFP Henrik Jakobsen, portavoz de la policía. "Los que están en el centro de esa multitud deben saber que corren el riesgo de ser detenidos", agrega.Las fuerzas del orden defienden esta firme actuación, que indignó a muchos militantes daneses y extranjeros, gracias a una nueva ley danesa, adoptada antes de la conferencia sobre el clima, que permite efectuar arrestos provisionales preventivos de hasta 12 horas.La policía está especialmente decidida a una lucha sin cuartel contra los grupúsculos ultraviolentos conocidos como "Black Blocs".El Parlamento danés aprobó un presupuesto policial especial de 620 millones de coronas danesas (121 millones de dólares, 83 millones de euros) con ocasión de la cumbre climática de la ONU, "la mayor misión que la policía (danesa) haya debido asumir jamás en su historia contemporánea", según uno de sus responsables.Las personas que participaron en la multitudinaria marcha del sábado fueron "informados" de este dispositivo, subraya Jakobsen, recordando que las ONG habían recibido un documento en cinco idiomas --español, danés, inglés, francés, alemán-- que describían las reglas en vigor en Dinamarca.Los militantes de la coalición Climate Justice Action (CJA), que el domingo organizaron una manifestación en el puerto de Copenhague contra los transportes marítimos contaminantes, dispersada por la policía y que se saldó con 200 detenciones, consideran que las negociaciones son ineficaces y reclaman medidas más radicales.Llamando a la "desobediencia civil (...) para hacer oír la voz del pueblo" a los jefes de Estado y de Gobierno que llegarán a la reunión a mediados de la semana, CJA ya anunció que planea perturbar la sesión plenaria de la cumbre el miércoles, aunque aseguró querer actuar de forma pacífica.El sábado, los policías daneses, desplegados para la masiva marcha pacífica que reunió a entre 80.000 y 100.000 personas, intervinieron rápida y firmemente en cuanto los primeros agitadores comenzaron a lanzar ladrillos, botellas y petardos.Rodearon y inmovilizaron a cientos de manifestantes, esposados y sentados en el suelo durante horas pese al frío antes de ser trasladados a un centro de detención especialmente habilitado para las dos semanas de conferencia sobre el clima.En total, 968 personas de 26 países fueron arrestadas el sábado, y la mayoría puestas en libertad durante la noche."Es completamente inaceptable que se detenga en masa a más de 900 personas al azar antes de que hayan hecho cualquier cosa y que se les deje durante horas en el suelo, bajo el frío, para ponerlos después en células en forma de jaulas", denunció en declaraciones a la AFP Anne William, de CJA.

Más noticias

0 Comentarios