El Programa “Abróchate a la Vida” lucha para salvar vidas de familias hispanas

Este fin de semana pasado, Children's Hospital Los Angeles (CHLA), presentó una "Celebración de Seguridad" como parte del programa Abróchate a la Vida, en un evento que se realizó en la Iglesia Our Lady of Guadalupe en el Este de Los Angeles, California.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los niños hispanos tienen tres veces más probabilidades de morir en choques de auto que niños de origen caucásico.

Para lidiar con esta disparidad, Abróchate a la Vida fue creado por médicos traumatólogos del Cincinnati Children's Hospital Medical Center, y fundado con el auspicio de Toyota.

El programa fue diseñado para educar a los hispanos acerca de la importancia de mantener a sus familias seguras mientras manejan.

¨Estábamos viendo un número desproporcionado de niños hispanos viniendo al hospital con lesiones severas relacionadas con choques de automóviles y sabíamos que algo se tenía que hacer sobre eso," dijo la Dra. Rebeccah L. Brown, Directora Asociada de Servicios de Trauma en Cincinnati Children's.

"La seguridad es una prioridad para Toyota," dijo Pat Pineda, la vicepresidente de grupo de Toyota, de filantropía nacional. "Además de diseñar y fabricar vehículos que hoy están entre los más seguros en la carretera,  nos dedicamos a apoyar programas educativos que ayudan a los conductores y pasajeros a desarrollar hábitos responsables para protegerles en cada etapa de su vida."

Abróchate a la Vida alcanza a los hispanos en sus propias comunidades, dándoles información por medio de clases en sus iglesias locales. Hasta la fecha, Toyota, Cincinnati Children's y Children's Hospital Los Angeles se han unido a cuatro iglesias locales para esparcir educación sobre seguridad y prevención para los participantes del programa. Planes para la expansión del programa a otras ciudades en los Estados Unidos están actualmente en proceso.

"Lo que vimos cuando comenzamos el programa Abróchate a la Vida en el área de Cincinnati fue que, después de haber participado en el programa, el numero de adultos y niños que usan cinturones de seguridad y sillas de auto se había más que duplicado. 

Cuando vimos esos resultados, entendimos que habíamos encontrado un modelo exitoso y sustentable que estaba alcanzando las grandes necesidades de la comunidad," añadió Pineda. "Toyota está patrocinando la expansión del programa a Los Angeles para así añadir al gran éxito que ya hemos logrado."

Las congregaciones de las cuatro iglesias participantes han dedicado varias semanas de catequesis y sermones al aprendizaje sobre comportamientos críticos de seguridad.

En los eventos de cierre, como el del fin de semana pasado, los participantes aprendieron acerca de la seguridad en los vehículos y de la prevención a través de inspecciones gratis de asientos de coche, demostraciones de seguridad y puestos informativos.

A cada familia sin asiento de seguridad para sus niños, se le regaló una como parte del programa. Las festividades también incluyeron música en vivo, comida y artesanías para los niños.

"Las lesiones y muertes debidas a choques de auto son prevenibles," dijo el doctor Jeffrey S. Upperman, Director de Traumatología en Children's Hospital Los Angeles. "Si podemos salvar una sola vida, todos nuestros esfuerzos han valido la pena."

Más noticias

0 Comentarios