Primera boda homosexual de Malaui sancionada con el arresto de los cónyuges

Una pareja de homosexuales de Malaui fue encarcelada el lunes acusada de "ultraje" luego de haber contraído "matrimonio" en la primera ceremonia de este tipo, en momentos en que en Argentina celebró la primera boda gay de América Latina.

Una pareja de homosexuales de Malaui fue encarcelada el lunes acusada de "ultraje" luego de haber contraído "matrimonio" en la primera ceremonia de este tipo, en momentos en que en Argentina celebró la primera boda gay de América Latina.Esta detención ilustra la creciente represión de la homosexualidad en Africa en donde tanto en Burundi, Uganda o incluso Senegal se hostiga cada vez más a los gays.Tiwonge Chimbalanga y Steven Monjeza, los contrayentes malauis, se conocieron en una iglesia en Malaui hace nueve meses y viven juntos desde hace cinco. El sábado oficializaron su unión en una ceremonia.Pero la luna de miel terminó el lunes por la noche con la detención de ambos. "Comparecerán pronto ante la justicia para responder a la acusación de ultraje", declaró el martes a la AFP el portavoz de la policía, Davie Chingwalu.Esto se produce en momentos en que en Argentina se celebró el lunes una boda entre dos personas del mismo sexo que se convirtió en la primera unión gay de la historia de América Latina, la región católica más grande del mundo.La homosexualidad es ilegal en Malaui y la sodomía puede ser condenada con una pena de hasta 14 años de prisión.Sin embargo, las autoridades se dirigen regularmente a la comunidad homosexual -que vive escondida- para sensibilizarlos a que participen en la lucha contra el sida.Este país, de unos 13 millones de habitantes, se ve particularmente afectado por esta enfermedad transmisible, con una tasa de HIV de 14%. Más del 20% de los homosexuales tienen el virus, según Gift Trapence, organización defensora de los derechos de los homosexuales.Al casarse, los dos hombres "expresaron sus preferencias sexuales como seres humanos, la policía no debería intervenir en este asunto", agregó el militante.Malaui refleja la ambivalencia de la mayoría de los países africanos en donde las comunidades homosexuales intentan organizarse cada vez más utilizando la lucha contra el sida como elemento federador, pero se enfrentan a tabús persistentes.En este Continente, en donde la práctica homosexual fue considerada durante mucho tiempo como importada de Occidente, 38 de los 53 Estados tienen leyes que penalizan la homosexualidad. Sólo Sudáfrica legalizó las uniones civiles entre personas del mismo sexo.Las penas para los transgresores son importantes. Pueden ir hasta tres años de prisión en Túnez y en Marruecos y hasta cino en Camerún y Senegal. En los otros países no son más leves.En abril, Burundi criminalizó por primera vez en su historia la homosexualidad, que puede ser penada con entre tres meses y dos años de prisión.Más severo aun, Uganda, en donde la homosexualidad puede ser penada con prisión de por vida, presentó en octubre un proyecto de ley para impedir la "promoción" de las relaciones entre personas del mismo sexo con penas que pueden ir hasta siete años de cárcel por la publicación de informaciones o actividades públicas relativas al tema.El texto impuso también denunciar en las 24 horas las personas sospechosas de ser homosexuales, bisexuales o transexuales, so pena de ser condenado a tres años de prisión.La represión siempre es de actualidad. En Nochebuena, un grupo de 24 hombres, dos de ellos franceses, fueron acusados de "actividades homosexuales" y detenidos en una estación balnearia al sur de Dakar.

Más noticias

0 Comentarios