Presidente de NYFC acusado de fraude

Residente de New Jersey y presidente de la compañía financiera New York, fue arrestado por presunto fraude de inversión por $1.6 millones.

Presidente de NYFC acusado de fraude Presidente de NYFC acusado de fraude

Presidente de NYFC acusado de fraude

Robert J. Sucarato residente de New Jersey y presidente financiero de New York Financial Company ("NYFC"), fue detenido la noche del viernes 16 de abril en Franklin Township, New Jersey, por agentes de la policía del departamento de Franklin.

Los cargos son; por fraude y estafa contra un operador de consorcio de bienes por una supuesta cantidad de $1.6 millones, anunció en un comunicado el fiscal de los EE.UU. Paul J. Fishman.

Según la denuncia:

Sucarato era el dueño y presidente de NYFC, que supuestamente era una firma de consultoría financiera con oficinas en New York y Chicago. Sucarato estableció dos fondos de cobertura, el Fondo NYFC Estratégico y el Fondo Estratégico NYFC Diversificados (los "Fondos"), que supuestamente invirtió en una variedad de instrumentos de seguridad, incluidos los contratos futuros de productos básicos y materias primas.

Sucarato, solicito a la gente invertir en los fondos creados por medio de su sitio de Internet, www.nyfc.net. De este modo, Sucarato, falsamente declaro que había conseguido los fondos desde 1993 con más de $ 7.2 mil millones en activos. Sucarato también mando hacer una auditoría supuestamente falsa, elaborada por una importante firma contable que fijo el patrimonio de NYFC en aproximadamente $798 millones.

Con regularidad Sucarato proporcionaba a las víctimas sus estados de cuenta relacionados con los fondos, con el fin de mantener la confianza de los inversores de NYFC. Los estados de cuenta eran falsos, haciendo creer a los inversionistas que su capital estaba creciendo gracias al comercio rentable de Sucarato.

En apoyo de los fraudes, Sucarato falsamente registró NYFC como un asesor de inversiones y gestor de cartera; tergiversado su formación académica y profesional; también inexistentemente figuraban ciertos individuos como funcionarios y directivos de NYFC, cuando en realidad no lo eran; y creó lo contrario, la falsa impresión de que la compañía era un éxito, líder de gestión de capital bien establecida y "firma de consultoría y financieros", "con oficinas en New York y Chicago", con "más de 20 operadores con experiencia". 

Sucarato también estableció una "oficina virtual" en la ciudad de New York que le permitió afirmar que NYFC tenía una dirección de correo de prestigio. En realidad, este espacio no era más que un espacio compartido de oficinas, alquilado por una tarifa mínima, que comparte recepcionistas, salas de conferencias y zonas de oficinas con muchas otras empresas.

Detalla la denuncia penal, numerosas transacciones en las que depositó las inversiones de las víctimas en las cuentas bancarias que él controlaba, y luego transfería el dinero de las víctimas entre las cuentas bancarias para que pudiera utilizar el dinero para gastos personales.

Sucarato fue acusado en una denuncia penal en dos tiempos. La acusación de fraude electrónico conlleva una pena máxima legal de 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares o dos veces la pérdida bruta de las víctimas. El cargo de fraude por un operador de consorcio de bienes conlleva una pena máxima legal de 10 años de prisión y una multa de $1 millón, o dos veces la pérdida bruta de las víctimas.

Las acusaciones y denuncias son meras acusaciones y el acusado es considerado inocente hasta que se pruebe su culpabilidad.

Más noticias

0 Comentarios