Presidenta argentina anuncia asignación familiar universal por hijo menor de 18 años

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, anunció el jueves la extensión de la asignación familiar por hijo menor de 18 años a desempleados o subocupados, que por su condición laboral no accedían a ese beneficio, que pasará a tener carácter universal.

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, anunció el jueves la extensión de la asignación familiar por hijo menor de 18 años a desempleados o subocupados, que por su condición laboral no accedían a ese beneficio, que pasará a tener carácter universal.La norma establecida por decreto otorgará a partir de noviembre una suma de 180 pesos (47 dólares) mensuales por hijo a familias de condición precaria, con un impacto total anual de 9.965 millones de pesos (2.600 millones de dólares), dijo la mandataria en un acto en la Casa Rosada (Gobierno)."La asignación será para hijos de desocupados y sectores de la economía informal que perciban menos del salario mínimo", afirmó la mandataria, frente a ministros de su gabinete, sindicalistas y gobernadores.El otorgamiento del beneficio quedará subordinado a que los niños cumplan con la asistencia escolar, vacunación y controles sanitarios; se otorgará hasta a cinco hijos por familia, y tendrá control de una comisión bicameral del Congreso.El ministro de Economía, Amado Boudou, señaló que "esta contribución equipara a todos, porque universaliza un sistema que existe para los empleados en la economía formal", al referirse a los trabajadores que gozan del beneficio a través de un descuento que se realiza en el impuesto a las ganancias.La asignación universal por hijo venía siendo un unánime reclamo de la oposición en el combate a la pobreza, que en Argentina afecta a 4,4 millones de personas, entre pobres e indigentes, según cuestionados datos oficiales del primer semestre.Pero la oposición dice que son casi 14 millones los pobres, en tanto que la Iglesia católica los calculó en unos 16 millones, en un país de 40 millones de habitantes."Si digo que con esto termina la pobreza sería hipocresía y cinismo. No va a ser el fin de la pobreza pero confiamos que puede constituir un paliativo para los sectores que todavía no tienen la posibilidad de un trabajo decente", dijo la mandataria.El dinero para financiar la asignación saldrá de la caja de la Seguridad Social, que administra la totalidad de los fondos jubilatorios, tras la creación de un régimen único en 2008 por ley del Congreso que eliminó los fondos de pensión privados.La desocupación en Argentina fue de 8,8% en el segundo trimestre de 2009, mientras la tasa de subocupados --personas que trabajan menos de 35 horas semanales pero pretenden ocupación plena-- fue de 10,6%, según datos oficiales.

Más noticias

0 Comentarios