Predominio del petróleo texano sobre los mercados, cada vez más cuestionado

El predominio del crudo liviano texano (WTI) sobre los mercados financieros, ya cuestionado, lo es cada vez más luego de la decisión del gigante estatal saudita Aramco de utilizar otra referencia para fijar los precios del oro negro que vende a Estados Unidos.

El predominio del crudo liviano texano (WTI) sobre los mercados financieros, ya cuestionado, lo es cada vez más luego de la decisión del gigante estatal saudita Aramco de utilizar otra referencia para fijar los precios del oro negro que vende a Estados Unidos.El barril de West Texas Intermediate (WTI), que se extrae del subsuelo del Estado de Texas (centro-sur de EEUU), sirve de referencia para la cotización del crudo en el mundo, además de los intercambios en la bolsa de materias primas de Nueva York, el Mercantile Exchange (Nymex, filial del grupo CME).Desde 1994 la compañía petrolera Saudi Aramco, controlada por Arabia Saudita, facturaba sus exportaciones hacia Estados Unidos basándose en un índice establecido por la empresa de informaciones energéticas Platts a partir de las fluctuaciones del WTI.Pero Saudi Aramco anunció a finales de octubre que cambiará de índice de referencia y utilizará el Argus Sour Crude Index (ASCI), calculado por la empresa Argus en función de las ventas de varios crudos pesados extraídos en el Golfo de México.Esta decisión de Arabia Saudita, tercer exportador de petróleo hacia Estados Unidos, con un millón de barriles por día en los ocho primeros meses del año, altera la situación del mercado."El reinado del WTI estadounidense como referencia dominante para los precios de crudo parece cada vez más precario", advirtió en un último informe la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que representa a los países consumidores.Los operadores de los mercados han aprovechado la ocasión. El CME ha anunciado el lanzamiento, a partir del 23 de noviembre, de productos financieros complejos derivados del ASCI. Su competidor, la plataforma estadounidense InterContinentalExchange, encargada entre otros de la negociación del Brent en el mar del Norte, hará lo mismo a partir del 7 de diciembre."El objetivo de desarrollar una referencia de petróleo pesado no es nueva y hasta ahora no ha tenido éxito", explica a la AFP Bob Levin, director de la investigación energética en el CME. Pero es "la primera vez" que un agente de primera importancia del mercado, como Aramco, ofrece respaldo a este tipo de índice, destacó.El anuncio de la compañía saudí sigue una lógica industrial: el oro negro que exporta tiene una composición más cercana al petróleo del Golfo de México que al crudo liviano de Texas.El cambio también coincide con una crisis de credibilidad del WTI.Su terminal de entrega, en Cushing, Oklahoma (sur de EEUU), estuvo cerca de la saturación durante el invierno pasado. Resultado: frente a una oferta demasiado abundante, los precios descendieron, "desconectados de los mercados internacionales", según la AIE."Hay una evolución del mercado, no sólo en América sino en todo el mundo, que convierte en adaptado el cambio de referencia", considera Antoine Halff, vice presidente de la casa de corretaje Newedge Group.La producción de WTI "está en caída libre", explica el analista, mientras que la del golfo de México progresa."La demanda está también más dirigida" a los petróleos pesados, añade. "Durante mucho tiempo eran más difíciles de transformar y pocas refinerías lo hacían. Pero en los últimos 20 o 30 años la capacidad de refinado estadounidense se transformó profundamente.Sin embargo, el WTI tiene muchos puntos a favor y sigue contando con el respaldo de los fondos de inversión."Pasará mucho tiempo antes de que haya cualquier perspectiva de tener cualquier cosa comparable a los contratos del WTI", considera Bob Levin. "Siendo realista, estamos hablando de varios años".

Más noticias

0 Comentarios