Policía mantiene tranquilidad aparente en provincia china

La policía antidisturbios y soldados chinos mantuvieron una fuerte presencia en la ciudad de Urumqi tras varios días de violencia etnia.

La fuerte presencia militar en Urumqi, en el noroeste de China, hizo que la ciudad volviera a una aparente normalidad.

“La gente necesita tiempo para tranquilizarse, es comprensible. Debido a la violencia ocurrida hace algunos días, se requiere un cierto tiempo para que los habitantes se recuperen. Hoy es claro que se pueden ver más personas en las calles y al salir se nota que hay un mejor ánimo,” dijo una mujer china de la etnia Han.

Según los uigures exiliados, los disturbios del domingo se desataron luego de una brutal represión a una manifestación pacífica.

“En el pasado todas las minorías étnicas convivían muy bien. Los han, los uigures y otras minorías, éramos todos amigos, colaborábamos unos con otros, nos respetábamos… Por eso cuando de pronto ocurrieron estos incidentes, fue un gran impacto,” dijo un chino de la etnia Han.

El presidente chino, Hu Jintao, anuló su participación en la cumbre del G8, que se lleva a cabo en Italia, y regresó precipitadamente al país. La más alta instancia dirigente china emitió un comunicado prometiendo "severo castigo" a los responsables de la violencia entre las etnias Han y Uigur.

Más noticias

0 Comentarios