Urgente Hombre armado toma siete rehenes en París

Polémica en Italia por acusaciones a Berlusconi de complicidad con mafia

Las acusaciones contra el primer ministro italiano Silvio Berlusconi de complicidad con Cosa Nostra, lanzadas este viernes por un mafioso arrepentido, generaron reacciones en Italia y fueron rechazadas por el gobierno como "absurdas".

Las acusaciones contra el primer ministro italiano Silvio Berlusconi de complicidad con Cosa Nostra, lanzadas este viernes por un mafioso arrepentido, generaron reacciones en Italia y fueron rechazadas por el gobierno como "absurdas".La primera audiencia pública del mafioso arrepentido siciliano Gaspare Spatuzza, realizada en un tribunal de Turín (norte), donde fue trasladado por razones de seguridad, estuvo marcada por las graves acusaciones contra Berlusconi y su mano derecha, el senador y amigo siciliano Marcello Dell'Utri."Logramos todo gracias a la seriedad de esas personas", aseguró Spatuzza al referir los elogios a Berlusconi y Dell'Utri hechos por su "capo", el temido Giuseppe Graviano, jefe junto con el hermano Filippo, del temido clan de la mafia siciliana que manejaba parte de Palermo, la capital de Sicilia."Dejaron la ciudad en nuestras manos", agregó el arrepentido, quien involucra a Berlusconi y su colaborador siciliano, por años a la cabeza de Publitalia, la casa de publicidad del imperio mediático de Berlusconi, con las matanzas y los atentados de la mafia en 1992 y 1993.Protegido por un biombo amplio blanco que impide ver su rostro, rodeado por unos 15 policías y con el tribunal custodiado con imponentes medidas de seguridad, las declaraciones de Spatuzza suscitaron indignación entre los representantes del gobierno."Es una locura esa acusación, increíble, nuestro gobierno es el que más ha luchado contra la mafia", comentó Berlusconi durante el consejo de ministros, según indicó una fuente del gobierno a la prensa."Una maquinación absurda", dijo según la misma fuente, que recuerda que el primer ministro entonces era un empresario y aún no había entrado en política.La única nota oficial fue la del portavoz del gobierno, Paolo Bonaiuti, quien divulgó inmediatamente un comunicado con "los resultados extraordinarios" de la lucha contra la mafia logrados desde que Berlusconi asumió el poder en abril de 2008."Detienen a un mafioso al día (...), 15 de los 30 mafiosos más peligrosos han sido encarcelados. Se han secuestrado 10 millones de euros en bienes mafiosos al día por un total de 5.600 millones de euros, el triple con respecto al gobierno precedente de izquierda", sostiene la nota."Datos sin precedentes en los últimos 20 años", recalca Bonaiuti, quien considera que las acusaciones han sido "pilotadas" por la misma organización criminal para desacreditar al gobierno y a Berlusconi directamente.Por su parte, el senador Dell'Utri, que asistió a la audiencia de Turín, negó cualquier lazo con los hermanos Graviano y acusó a Cosa Nostra de querer "tumbar al gobierno".El testimonio de Spatuzza compromete en primera persona a Dell'Utri, cuyo caso está siendo examinado por el tribunal de Apelación de Turín tras la condena en el 2004 del senador siciliano a nueve años de cárcel.Spatuzza, un asesino convicto, que estudia teología en la cárcel donde se encuentra detenido, empezó a colaborar con la justicia a finales de 2008, lo que obligó a los jueces a abrir varios procesos cerrados o archivados.El testigo contó lo que había ya dicho a los jueces, que Graviano "se jactaba" del apoyo obtenido de "esas personas serias", lo que terminaba por favorecer a toda la organización "incluso a aquellos que estaban en la cárcel".Para el arrepentido, Berlusconi y el senador Dell'Utri eran los interlocutores privilegiados en el mundo de la política de los mafiosos Graviano, tras la desaparición de la Democracia Cristiana, y habían intuido el ascenso político del magnate de las comunicaciones.

Más noticias

0 Comentarios