Planificación de un embarazo saludable

Antes del embarazo: Si está pensando quedar embarazada, o si puede quedar embarazada, trate de cuidar su salud lo mejor posible. Esto es lo que puede hacer...

Planificación de un embarazo saludable Planificación de un embarazo saludable

Planificación de un embarazo saludable

  • Antes de quedar embarazada y durante los primeros tres meses de embarazo, consuma 400 microgramos (o 0.4 mg) diarios de ácido fólico proveniente de alimentos fortificados con ácido fólico o de una píldora que lo contenga. El ácido fólico (o folato) puede ayudar a evitar que su bebé tenga defectos congénitos. Si no consume suficiente cantidad de ácido fólico, puede que la columna vertebral de su bebé no se forme correctamente. Esto se denomina espina bífida. Además, sin la suficiente cantidad de ácido fólico, puede que el cerebro de su bebé no se forme o sólo se forme parcialmente. Esto se denomina anencefalia. Muchos médicos le recetarán una vitamina que contiene ácido fólico, pero también puede comprar vitaminas o píldoras de ácido fólico en una farmacia o un supermercado. Tomar ácido fólico por medio de una píldora es la mejor forma de asegurarse de consumir la cantidad suficiente. Podría obtener su ácido fólico solamente de los alimentos, pero es difícil saber si está obteniendo lo suficiente. Sin embargo, una dieta saludable siempre es buena para usted y para su bebé. Algunos alimentos que contienen ácido fólico son las verduras de hoja verde, los frijoles, el jugo de naranja y de otros cítricos, los cacahuates, el brócoli, los espárragos, los guisantes, las lentejas y los productos cereales integrales. También se le agrega ácido fólico a algunos alimentos tales como los panes, pastas, arroz y cereales enriquecidos.
  • Comience a controlar lo que consume. Consuma muchas frutas, verduras y cereales integrales (tales como panes o galletas de trigo integral). Consuma muchos alimentos ricos en calcio (tales como yogur y leche descremados o de bajo contenido graso, y brócoli) que su bebé necesita para tener huesos y dientes fuertes. Si vive en un área donde las frutas y las verduras no están en temporada, una buena alternativa son las verduras congeladas. Evite consumir muchos alimentos de alto contenido graso (tales como la mantequilla y las carnes con grasa). Cuando pueda, elija alimentos sin grasa (como la leche descremada, el pollo y el pavo sin piel, y el pescado).
  • Informe a su médico si fuma o consume alcohol o drogas. Dejar de hacerlo es difícil, pero puede lograrlo. Pídale ayuda a su médico.
  • Duerma lo suficiente (trate de dormir entre siete y nueve horas todas las noches).
  • Si puede, controle el estrés en su vida. En lo concerniente a cosas como el trabajo y la familia, decida cuánto puede hacer en realidad. Póngase límites y póngaselos a los demás. No tenga miedo de decir NO a los pedidos de su tiempo y energía.
  • Mueva su cuerpo. Una vez que esté embarazada, no puede aumentar mucho su rutina de ejercicios, por lo que es mejor comenzar antes de que el bebé esté en camino.
  • Consiga controlar cualquier problema de salud que tenga. Consulte a su médico acerca de cómo sus problemas de salud pueden afectarlos a usted y a su bebé durante el embarazo. Si padece diabetes, controle los niveles de azúcar en su sangre. Si padece hipertensión arterial, controle esos niveles también. Si está excedida de peso, hable con su médico sobre cuál es un peso saludable para usted. Consulte a su médico acerca de cómo sus problemas de salud pueden afectarlos a usted y a su bebé durante el embarazo. Existen cosas que puede hacer junto con su médico para ayudar a tener un embarazo seguro y un bebé sano.
  • Pregúnteles a su madre, a sus tías, a su abuela y a sus hermanas acerca de sus embarazos. ¿Tuvieron malestar matinal? ¿Problemas con los trabajos de parto? ¿Cómo se las arreglaron con ellos?
  • Averigüe qué problemas de salud hay en su familia. Informe de éstos a su médico. Pueden hacerle pruebas por algunos problemas de salud que vienen de familia (pruebas genéticas) antes de quedar embarazada.
  • Asegúrese de haber recibido todas sus vacunas, especialmente la de la rubéola. Si no ha padecido varicela o rubéola, hágase dar las vacunas antes de quedar embarazada.
  • Hágase pruebas de hepatitis B y C, enfermedades de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés) y VIH, ya que éstas pueden hacerles daño a usted y a su bebé.
  • Hable con su médico acerca de todos los medicamentos que toma (recetados, de venta libre y herbarios) y pregúntele si es seguro tomarlos mientras está tratando de quedar embarazada o durante el embarazo.

Más noticias

0 Comentarios