Para los 'Pincharratas': "cuarenta años no es nada"

Estudiantes de la Plata, campeón de la Copa Libertadores de América y, por lo tanto, representante de la Conmebol en el Mundial de Clubes de fútbol de Abu Dabi, volvió esta temporada a los más alto de la escena internacional tras casi cuarenta años en la sombra.

Estudiantes de la Plata, campeón de la Copa Libertadores de América y, por lo tanto, representante de la Conmebol en el Mundial de Clubes de fútbol de Abu Dabi, volvió esta temporada a los más alto de la escena internacional tras casi cuarenta años en la sombra.Así como en el tango "veinte años no es nada", para el club argentino 40 tampoco. Este es el mensaje que Juan Ramón 'la Bruja' Verón pudo perfectamente haberle pasado a su hijo Juan Sebastián, 'la Brujita'.El primero pieza clave de aquel equipo tricampeón de América y de una Copa Intercontinental cuatro décadas atrás, el segundo 'factotum' de la nueva hazaña de esta temporada.Hay muchos puntos en común más allá del vínculo filo-paterno, y algunas diferencias.Los dos, grandes técnicos con la pelota en los pies, ahora bien, mientras que el progenitor hizo lo mejor para Estudiantes antes de emigrar al exterior, el vástago, tras formarse en el club tuvo una fulgurante carrera en Italia e Inglaterra, y a su regreso al país, con más de 30 años, se cargó al equipo sobre sus hombros.Hoy, Juan Sebastián Verón mira al fútbol con una óptica moderna. "íNo somos favoritos!", repite una y otra vez, sabiendo que tras la tarea asequible de superar al Pohang Steelers surcoreano en semifinales, después muy probablemente a su equipo le toque en suerte el 'todopoderoso' Barcelona, si Lionel Messi y compañía derrotan a los 'Potros' del Atlante mexicano, algo también posible en los papeles, aunque tampoco una tarea fácil.Aquel equipo de 'la Bruja', Bilardo (Carlos Salvador, actual director de las selecciones albicelestes), Pachamé, Madero, Echecopar, Taverna, Flores, Spadaro y otros, en cambio, fingía no dar importancia al rival.El equipo 'pincharrata', denominado así porque en sus albores, a principios del siglo XX, predominaban los estudiantes de la Facultad de medicina de la Universidad de La Plata, despertó mucha simpatía a fines de los años sesenta por su modestia, comparado con los "grandes" del fútbol argentino, River y Boca, que aún no habían ganado la competición sudamericana.Con apenas blasones en su palmarés, los 'albirrojos' siguieron los pasos de los dos grandes equipos de Avellaneda: los 'Diablos rojos' de Independiente y Racing, "la Academia", campeones de la Libertadores en ediciones anteriores.Así como el actual equipo estudiantil derrotó contra pronóstico al Cruzeiro brasileño, aquel de otrora lo hizo ante el Palmeiras, también brasileño (1968), Nacional (1969) y Peñarol (1970) de Montevideo, y Manchester United en la Intercontinental del 68, con una actuación gravitante de Verón senior.En cambio, no pudo en las dos ediciones siguientes con el Milan y el Feyenoord holandés, respectivamente.Por entonces, un cántico recorrió medio continente: "íSi ve una bruja montada en una escoba, ése es Verón, Verón, Verón que está de moda!". Esta era la versión de salón, porque en la más popular en la última palabra se cambiaba la eme por una jota.Eso sí, de la misma manera que Estudiantes concitó adhesiones, también era criticado por utilizar métodos poco ortodoxos para amilanar a los jugadores rivales. Algo de eso había, probablemente, pero también servía para alimentar la mitología popular.Cuando obtuvo su tercera Copa, la de 1970, el equipo ya no era el mismo de las ediciones anteriores. Por entonces no existía un calendario armonizado por la FIFA, y a los platenses los benefició que la columna vertebral, más aún, la mayoría de los integrantes del otro finalista, Peñarol, estaba con su selección en los preámbulos del Mundial de México de aquel año (Uruguay fue cuarto).Después llegó el eclipse, y casi cuarenta años después de la última gesta, coincidiendo con el "medio siglo de pasión" de la máxima competición de la Conmebol, los 'pincharratas', de la mano de 'la Brujita', volvieron a levantar la Copa. Ahora irán por la sorpresa.

Más noticias

0 Comentarios