Perú: cúpula militar expresa malestar por denuncias de violaciones a DDHH

Las Fuerzas Armadas de Perú denunciaron este viernes ser blanco de una campaña que los presenta como violadores de derechos humanos y advirtieron que tales acusaciones crean "malestar" e interfieren en acciones militares que se ejecutan contra organizaciones subversivas.Esas denuncias motivan "interferencias en las operaciones, malestar e incertidumbre en el personal militar, perjudicando la labor encomendada por el Gobierno, que es la de pacificar el país", expresa un documento emitido por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.Los institutos castrenses consideran que dichas acusaciones son un "ardid en la estrategia del frente legal del terrorismo" que consiste en "formular denuncias contra el personal militar por la supuesta violación de derechos humanos"."Esta situación motiva levantar la voz para recordar a nuestras autoridades y a la población en general que los miembros de las Fuerzas Armadas también tienen derechos humanos que deben ser respetados", precisa el comunicado.Aunque el documento no hace menciones, las Fuerzas Armadas aluden a grupos de derechos humanos que han denunciado abusos de militares en operaciones que se desarrollan en la región de Vizcatán (sudeste), donde se combate a grupos considerados rezagos de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso.El general Otto Guibovich, comandante general del Ejército, dijo que debido a constantes citaciones judiciales "el año pasado después de 15 días de operaciones tuvimos que sacar a 12 soldados de la zona de combate para que brinden su testimonio ante la fiscalía"."Por estos días serán 47 personas que tendrán que hacer la misma operación", añadió."Es decir, tienen que salir de sus puestos en Vizcatán para declarar, lo que afecta las condiciones de las operaciones", se quejó, a la vez que enfatizó que los militares actúan con "irrestricto respeto a los derechos humanos".En un tono severo el documento castrense subraya que sus efectivos se enfrentan a un "enemigo artero, que ataca por la espalda y se evade, causando muertes muchas veces". Pide a los peruanos "no dar la espalda" a sus fuerzas armadas.En respuesta al comunicado militar, Francisco Soberón, director de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), advirtió que las entidades humanitarias "no dejarán en actuar cuando tengamos que actuar"."No creemos que debemos ser considerados como obstáculos, sino como entes que hacen seguimiento, que fiscalizan y cuando hay necesidad denunciamos abusos que ocurren", dijo a la AFP."El Estado -añadió- tiene la obligación de respetar nuestro trabajo porque ha firmado la Convención Americana de Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales".Aprodeh recibió el 19 de febrero la condecoración Mención Especial del Premio de los Derechos Humanos 2008 que otorga anualmente el gobierno de Francia.Desde septiembre, el ejército desarrolla acciones en Vizcatán, una zona montañosa y selvática de muy difícil acceso, que es refugio desde hace unos quince años de un grupo considerado rezago de Sendero Luminoso, guerrilla derrotada la década pasada y cuyo jefe máximo, Abimael Guzmán, cumple prisión perpetua.El pronunciamiento castrense se produce en momentos en que el gobierno rechazó una donación alemana destinada a un Museo de la Memoria que sirviera para no repetir los horrores del conflicto de las dos últimas décadas que dejó 70.000 muertos y desaparecidos.

Más noticias

0 Comentarios