Perú busca desterrar la violencia de las barras bravas en el fútbol

El ministro peruano del Interior, Octavio Salazar, se reunirá este lunes con congresistas y dirigentes de los clubes profesionales de fútbol para estudiar medidas de combate a la violencia de las barras bravas, tras la muerte de una joven el domingo pasado.

El ministro peruano del Interior, Octavio Salazar, se reunirá este lunes con congresistas y dirigentes de los clubes profesionales de fútbol para estudiar medidas de combate a la violencia de las barras bravas, tras la muerte de una joven el domingo pasado."Nos vamos a reunir para ver la violencia de las barras bravas, lo más lógico sería una ley. También carnetizar (identificar) a todos y cada uno de los que conforman las barras", dijo el ministro a la prensa.Sostuvo que se debe poner atención a la "causa primigenia de este tipo de desórdenes, dentro de la propia sociedad que es la familia". "Es un tema social, hay que atacarlos con políticas públicas", agregó.El pasado domingo, Paola Vargas, una contadora de 24 años, murió al ser arrojada de un vehículo de pasajeros por un grupo de hinchas de la barra brava de Universitario, según las autoridades.La joven, que opuso resistencia a que le robaran la cartera y el celular, fue empujada del vehículo y cayó pesadamente al pavimento, donde murió, señaló el jefe de la policía contra el crimen, Eusebio Félix Murga.Este hecho indignó a todos los sectores del país que piden drástica sanción para los culpables y demandan al gobierno acabar con la violencia en el fútbol, porque Paola Vargas no es la primera víctima.En mayo de este año, nueve policías fueron heridos por hinchas de Universitario. En junio de 2008, presuntos simpatizantes de Alianza Lima atacaron a balazos, desde una moto, a unos 50 seguidores de Universitario, dejando como saldo un muerto y siete heridos.El presidente Alan García se mostró dolido por la muerte de Vargas y exigió mano dura. "Éstos van robando las casas y faltando el respeto a las personas conforme avanzan por las calles, y yo digo que la policía tendría que poner más mano fuerte con ellos. Lo he pedido siempre", enfatizó."Un poco de 'perdigoneo' de vez en cuando a estos vándalos les haría sentir de su propia medicina después de romper los vidrios de las casas y de faltar el respeto a las personas", agregó.El ministro Salazar está de acuerdo con el presidente García en el uso de armas no letales contra los hinchas violentos. "Cuando la situación lo amerite, la policía va a tener que utilizar las garantías con todo lo que es perdigones de goma", acotó.El ministro de Justicia, Aurelio Pastor, señaló la necesidad de reorganizar el fútbol nacional y determinar las responsabilidades que tienen los clubes en la violencia generada por sus propios hinchas.En Perú rige desde 1997 una ley contra la violencia de las barras deportivas, que castiga hasta con 12 años de cárcel a los causantes de disturbios dentro de los escenarios, informó el penalista Mario Amoretti."Sin embargo, la fiscalía y el Poder Judicial no aplican la normatividad contra quienes generan violencia".Amoretti dijo que de acuerdo a las leyes peruanas el que cause la muerte de una persona "podría recibir hasta 35 años de cárcel"."Hay una tendencia mundial a la violencia que se quiere incorporar como una alternativa de la cultural, cuando en realidad es delincuencia", deploró de su lado el cardenal Juan Luis Cipriani.

Más noticias

0 Comentarios