Estado de Pennsylvania, bajo la lupa

Otras dos clínicas de aborto en Philadelphia no fueron bien inspeccionadas por el estado en el año 2010.

Por segunda ocasión, el Departamento de Salud pone en evidencia la mala administración del estado de Pennsylvania cuando se trata de clínicas de aborto. 

Esta vez el Departamento de Salud descubrió que el estado permitió que dos clínicas de abortos operaran en condiciones que ponen en riesgo al paciente. 

Las clínicas del ginecólogo Soleiman Soli, de 83 años, cuentan con un historial largo de demandas. Estas están ubicadas en Bensalem y la otra en Germantown. 

En ambas clínicas se encontraron medicamentos que habían expirado hace más de 30 años, manejo inapropiado de restos de fetos, insuficiencia en espacio, entre otras violaciones. 

El año pasado se comenzaron inspecciones regulares a clínicas de aborto por órdenes del exgobernador Ed Rendell, esto debido a una clínica de abortos que se encontró en West Philly que operaba de manera brutal.

Más noticias

0 Comentarios