Pena capital para mujer que matara a su empleada doméstica

La inculpada alegó que lo hizo porque la trabajadora le robó dinero.

Sentenciada a pena de muerte quedó hoy la mujer de Titusville acusada de haber amarrado y luego rociado con ácido a su empleada doméstica e incluso echárselo por la boca en el proceso para matarla.

La tortura tuvo lugar en el 2005 y el esposo de Wenda Wright, la víctima estuvo presente en corte y se mostró satisfecho con la condena.

Aunque nada le devolverá a su compañera y nadie reemplazará para sus hijos el calor de su madre, indicó que al menos la persona responsable no podrá hacer más daño.

Margaret Allen de 45 años junto a dos cómplices realizó el macabro acto, porque presuntamente la occisa les robó dinero. Allen es la tercera mujer en ser condenada a pena de muerte en la historia de la

Florida.

Más noticias

0 Comentarios