Pasaporte a una nueva vida

La Visa-U, para inmigrantes indocumentados es un pasaporte a un mundo lleno de posibilidades.

Un joven estudiante de la Universidad del estado de Nuevo México, recientemente recibió la Visa-U.

Este permiso no es común ya que el aplicarte tiene que comprobar que ha sido víctima de un crimen, y anualmente sólo se otorgan 10,000 en todo Estados Unidos.

Proveniente de Nuevo Casa Grandes, Chihuahua, Carlos Olivas llegó ilegalmente a Las Cruces, Nuevo México. 

Hace siete años,  Carlos fue testigo de un evento que le cambió la vida. Asesinaron a su hermano gemelo Jorge.

La justicia para Carlos y su familia sobre este crimen en ese entonces no era prioridad. El dolor de perder literalmente a su alma gemela superaba el sentimiento de buscar al culpable, sin embargo fue después que la justicia vino sola.

Carlos se encontraba manejando cuando fue detenido por un agente de la policía, fue ahí cuando el oficial se dio cuenta que era indocumentado. Carlos fue arrestado para posiblemente deportarlo.

Sin embargo, su familia acudió con un abogado, quien les aconsejó la opción de tramitar la Visa-U, argumentando el asesinato de su hermano.

Carlos colaboró con la policía, quien a raíz de eso pudo arrestar a los responsables del crimen, y de esta manera Carlos  consiguió la visa de “víctimas del crimen”. 

Porque esta visa para Carlos y para muchos es el pasaporte a la libertad.

El ser libre del no denunciar un crimen o un abuso por temor a ser deportados. Para inmigrantes ilegales como él, la Visa-U es un permiso a una nueva vida.

Más noticias

0 Comentarios