Participemos en la Peregrinación Diocesana

Es muy importante que toda la comunidad hispana nos hagamos presentes en la peregrinación diocesana a llevarse a cabo en día 10 de octubre en la Basílica del Santuario de la Inmaculada Concepción en Washington.

Es muy importante que toda la comunidad hispana nos hagamos presentes en la peregrinación diocesana a llevarse a cabo en día 10 de octubre en la Basílica del Santuario de la Inmaculada Concepción en Washington. Para nosotros los católicos hispanos es un gran deber apoyar este peregrinaje como acto importante de fe y tradición religiosa.

No olvidemos que la familia latina cada año en nuestros países tiene esta tradición de visitar los lugares santos. Por ejemplo, en Guatemala es obligado visitar al Cristo de Esquipulas, en El Salvador el Santuario de Nuestra Señora de Fátima en el cerro de Las Pavas en Cojutepeque; el milagroso de Buga en Colombia o Nuestra Señora de las Lejas en Nariño. El Señor de los Milagros en Perú; Nuestra Señora de Guadalupe en México e igualmente en otros hermosos santuarios en toda Latinoamérica. Otros sitios de peregrinaje famosos son: Jerusalén y Tierra Santa, Lourdes en Francia, Santiago de Compostela en España, Nuestra Señora de Fátima en Portugal, Asís en Italia, el Vaticano en Roma, Lisieux en Francia, Czestochowa en Polonia, Medugorje en Bosnia y Herzegovina, Basílica de Nuestra Señora de Lujan en Argentina, Chiquinquirá Boyacá en Colombia, Basílica de los Ángeles en Cartago, Costa Rica y el Viejo en Chinandega, Nicaragua.

En este peregrinaje a la Basílica de la Inmaculada Concepción nos uniremos en oración a la Santísima Virgen pidiendo por los sacerdotes, las vocaciones, la paz en el mundo y sobre todo por una reforma migratoria. Igualmente es una gran oportunidad para dar gracias a Dios por la vida, por el respeto a los derechos humanos, por el trabajo y la dignidad de las personas. Ese día habrá Santa Eucaristía a la 1 de la tarde, confesiones, reflexiones y meditaciones. Las Sagradas Escrituras hablan del peregrinar en el Salmo 122(121). Que alegría cuando me dijeron: vamos a la casa de Señor, ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén. “María causa de nuestra alegría y Madre de los sacerdotes”. No faltes, te esperamos en familia.

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo.

Más noticias

0 Comentarios