En el Parlamento no se puede beber Coca-Cola polaca

En el Parlamento no se juega con el origen de las botellas de Coca-Cola servidas a los diputados: deben ser fundamentalmente españolas.

En el Parlamento no se juega con el origen de las botellas de Coca-Cola servidas a los diputados: deben ser fundamentalmente españolas.El presidente del Congreso de los Diputados, el socialista José Bono, fue alertado por un periodista sobre el origen polaco de las latas y botellas de la célebre bebida estadounidense, disponibles en las máquinas del Parlamento.En una reunión "informal" con el encargado de la empresa que cambia el producto en el Congreso, Bono "recomendó reemplazarlas" por latas de Coca-Cola españolas, dijo este viernes un portavoz del presidente, confirmando las informaciones del diario El Mundo. "Esta recomendación está hecha exclusivamente para que el consumidor pueda leer en español las informaciones nutricionales que se encuentran en los envases", añadió el portavoz, añadiendo que no se trata de un problema de origen de fabricación del producto.Según El Mundo, Bono explicó al propietario de la empresa, Arturo Fernández, que "no es muy apropiado que en la casa de los españoles no haya Coca-Cola española". Según el diario, Bono dijo que "lo más conveniente sería que se suministraran cocas fabricadas en España y además se ayude a las empresas y trabajadores españoles".El portavoz del presidente confirmó esas informaciones.El encargado del suministro decidió cambiar las latas polacas y ahora los 350 diputados saben que beben Coca-Cola española.

Más noticias

0 Comentarios