París-Nueva York, primer vuelo transatlántico del gigante Airbus A380

Un Airbus A380 de Air France procedente de París aterrizó el viernes en el aeropuerto Kennedy de Nueva York tras el vuelo inaugural transatlántico del avión de pasajeros más grande del mundo.

Un Airbus A380 de Air France procedente de París aterrizó el viernes en el aeropuerto Kennedy de Nueva York tras el vuelo inaugural transatlántico del avión de pasajeros más grande del mundo.El avión gigante de dos pisos se posó sin problemas en suelo estadounidense con 538 pasajeros a bordo a las 13H07 locales (18H07 GMT) bajo un cielo despejado.Mientras el avión se dirigía por la pista a la manga de acceso, dos camiones de bomberos del aeropuerto Kennedy lanzaron sus chorros al aire, formando un puente de agua sobre el flamante aparato para darle la bienvenida."Un vuelo fantástico", comentó a la AFP Bernard Boluvi, un pasajero de 39 años. "Es un avión muy silencioso y estable, casi ni se siente el despegue y el aterrizaje". Definió al A380 como "un salón volante donde se come muy bien".A bordo, como es la regla en ese tipo de vuelo de Air France, había champagne gratis distribuido en los seis bares del avión. Para la ocasión, una banda de jazz de tres músicos animó el vuelo, junto a dos prestidigitadores.Sobre el Atlántico se celebraron una decena de cumpleaños y cada pasajero trajo un regalo que será entregado durante las fiestas de fin de año a niños en dificultades de la región parisina, precisó un portavoz de la aerolínea."Es mucho más amplio en materia de espacio que los otros aviones", dijo Jean Michel Schmitt, un viajero frecuente de 45 años. Schmitt insistió, como casi todos los pasajeros entrevistados, en lo silencioso que le resultó el vuelo."Contrariamente a lo que se podía temer, no es como una gran sala de cine, porque el avión está muy bien separado en distintos sectores", explicó.Una opinión no del todo compartida por otro pasajero, Gerard Jouany, un periodista de 64 años especializado en cuestiones de aeronáutica, que también viajó en el vuelo inaugural."Está muy bien el avión, pero Air France eligió la configuración más densa. Entendimos que en Airbus está la palabra 'bus'", ironizó. "Pero viajamos muy bien".Al mando del vuelo AF380, con 22 azafatas y stewards, estaban el comandante Benoit Laurent y una copiloto, Patricia Haffner, primera mujer que obtuvo el diploma de la Escuela Nacional de Aviación Civil (ENAC) francesa.De las más de 538 personas a bordo, unos 380 eran pasajeros que pagaron su billete en una subasta, en promedio de 1.000 euros por plaza en clase económica (1.400 dólares), que serán destinados a obras de beneficencia.El resultado neto de esta subasta debería alcanzar "más de 300.000 euros (450.000 dólares)", anunció el director general de Air France, Pierre Henri Gourgeon. A bordo también viajan varios dirigentes de Air France y de otras compañías francesas.Los vuelos comerciales regulares comenzarán el 23 de noviembre.Air France cuenta con 12 aviones gigantes. Con los A380, Air France también volará pronto a Johannesburgo y a Tokio.El vuelo comercial inaugural del A380 había sido efectuado el 25 de octubre de 2007 por la compañía Singapore Airlines entre Singapur y Sídney.Luego, las compañías Emirates y la australiana Qantas también comenzaron a operar vuelos con el Airbus gigante pero el de Air France unió por primera vez Europa y Estados Unidos sobre el Océano Atlántico.En cuanto a los vuelos transatlánticos, Air France confía en que la ruta París-Nueva York, una de las más utilizadas con su mezcla de turistas y empresarios, atraiga aún más pasajeros con este nuevo avión que ofrece más espacio y comodidades.El lanzamiento de los vuelos transatlánticos del Airbus A380 tiene lugar en un momento delicado para Air France, que anunció un plan de despidos voluntarios negociados para cerca de 1.500 asalariados, en una coyuntura de retroceso del tráfico mundial de pasajeros.

Más noticias

0 Comentarios