El Papa no habla de escándalos de abusos sexual

La Semana Santa se ve empañada por las denuncias de encubrimiento del Santo Pontífice a favor de sacerdotes pedófilos.

En esta Semana Santa, quienes esperaban que el Papa Benedicto XVI criticara en los diferentes actos litúrgicos los escándalos de sacerdotes pedófilos o más aún, aceptara cierta responsabilidad de la Iglesia Católica, no escucharon mensaje parecido.Y es que las intervenciones del Santo Padre, tanto de ayer en la que se dio el tradicional lavado de pies en señal de humildad, y la de hoy en el Vía Crucis que conmemoran las 14 estaciones del martirio y muerte de Cristo en la cruz, el Papa no habló de los escándalos, aunque esto no significa que el máximo líder de la Iglesia Católica quiera ocultar lo que está pasando, según el portavoz del Vaticano.Quien si habló es el Arzobispo Primado de México que advirtió a los sacerdotes de su país que no tolerará ni defenderá a ningún religioso involucrado en casos de pedofilia.

Al respecto, entre la comunidad hispana del área metropolitana que es mayormente católica, las opiniones son diversas sobre si se debe castigar o no a los malos sacerdotes, pero en los que todos si parecen estar de acuerdo es que por unas cuantas manzanas podridas, no se debe castigar a su fe y a su iglesia.

El tema de los sacerdotes pedófilos se reavivó luego de varios informes del diario New York Times en los que se denuncian que el entonces cardenal Joseph Ratzinger, actual pontífice, se abstuvo de sancionar a un religioso estadounidense que abusó de unos 200 menores sordomudos entre 1950 y 1974.

Más noticias

0 Comentarios