Países europeos negocian con laboratorios excedentes de vacunas anti H1N1

Varios países europeos, entre ellos Alemania y Gran Bretaña, disponen al igual que Francia de un excedente de vacunas contra la gripe H1N1 y han iniciado negociaciones con los laboratorios para reducir sus pedidos, según informaciones obtenidas por las oficinas de la AFP.

Varios países europeos, entre ellos Alemania y Gran Bretaña, disponen al igual que Francia de un excedente de vacunas contra la gripe H1N1 y han iniciado negociaciones con los laboratorios para reducir sus pedidos, según informaciones obtenidas por las oficinas de la AFP.En Alemania, donde fueron encargadas 50 millones de dosis para una población de 82 millones de habitantes, 20 millones de dosis han sido entregadas ya y seis millones de personas fueron vacunadas.Las oficinas de salud de las distintas regiones alemanas negociarán con el laboratorio GlaxoSmithKline para revisar a la baja los pedidos. Un portavoz afirmó que la compañía farmacéutica estaba dispuesta a iniciar discusiones, pero, dijo, la producción no puede ser suspendida de un día para otro.En Gran Bretaña el portavoz del departamento de Salud indicó que estaba "en discusiones con todos los abastecedores sobre las futuras entregas". Las autoridades encargaron dosis suficientes para vacunar a toda la población, unos 60 millones de personas.Holanda encargó 34 millones de dosis de vacunas, lo que representa dos inyecciones para cada habitante del país. De hecho, unas 600.000 personas se hicieron vacunar. El país decidió conservar un depósito de 2,2 millones de dosis y va a vender aproximadamente unos 20 millones de dosis, pero no precisó qué hará con los 11 millones de dosis restantes.El ministerio italiano de Salud indica haber "inicialmente encargado 48 millones de dosis" para vacunar en dos veces el 40% de la población.Tras la recomendación europea, en noviembre, de utilizar una sola dosis, las autoridades finalmente sólo encargaron 24 millones de dosis.Hasta el presente 840.000 personas han sido vacunadas. El ministerio italiano de salud, que no dice qué piensa hacer con los excedentes, prosigue su campaña de vacunación.En Bélgica no se habla de renegociar los contratos. "Las vacunas GSK compradas por Bélgica podrán ser adaptadas y utilizadas en caso de mutación del virus", declaró una portavoz de la ministra de Salud, Laurette Onkelinx. El gobierno había encargado 12,6 millones de dosis para 10,5 millones de habitantes, previendo una segunda inyección para las personas que presentan riesgos.En España tampoco habrá renegociación de los contratos. El pedido había pasado de 37 a 13,5 millones de dosis en aplicación de una cláusula del contrato firmado con los laboratorios, según el ministerio de Sanidad citado por la agencia Europa Press.Diez millones de dosis son destinadas a las personas que presentan riesgos, de las cuales tres millones fueron ya vacunadas. El resto servirá de reserva estratégica "en previsión de eventuales cambios en la evolución de la pandemia".En cuanto a Suiza, que encargó 13 millones de vacunas y se encuentra con un excedente de 4,5 millones de dosis, no piensa anular los pedidos. Una parte será vendida a terceros países y otra será entregada a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más noticias

0 Comentarios