Padres de niña inglesa desaparecida vuelven a Portugal para juicio

Los padres de la niña británica Madeleine McCann desaparecida en Portugal hace más de dos años volverán a ese país el jueves con motivo del juicio por difamación que empezará contra un ex policía que investigó la desaparición de la pequeña, declaró un portavoz.

Los padres de la niña británica Madeleine McCann desaparecida en Portugal hace más de dos años volverán a ese país el jueves con motivo del juicio por difamación que empezará contra un ex policía que investigó la desaparición de la pequeña, declaró un portavoz.Kate y Gerry McCann pusieron en marcha acciones legales contra el policía portugués Goncalo Amaral por haber dicho a los medios que la niña había muerto y ellos estaban involucrados en su desaparición.Los McCann tienen previsto estar presentes en la primera audiencia del juicio en Lisboa contra Amaral, el viernes, señaló a última hora del miércoles el portavoz Clarence Mitchell."Confirmo que Kate y Gerry McCann viajarán a Portugal el jueves para asistir a la apertura del proceso por difamación", dijo Mitchell al precisar que la pareja sólo tiene intención de estar presente en esa sesión de apertura y regresar a Gran Bretaña inmediatamente.Madeleine, que ahora tendría seis años, desaparición del apartamento en la localidad portuguesa costera de Praia da Luz donde dormía con sus hermanos gemelos mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante cercano.Amaral, que era jefe de la policía de la localidad, se ocupó de la investigación de la desaparición de la niña, cuyos padres fueron declarados oficialmente sospechosos en septiembre de 2007.Un mes después, Amaral fue apartado del caso y la fiscalía portuguesa anunció en julio de 2008 que los McCann no eran ya oficialmente sospechosos.Un tribunal portugués prohibió en septiembre la venta del libro escrito por Amaral sobre el caso, "La verdad de la mentira", sobre la desaparición de Madeleine en el que reitera las acusaciones contra los padres de la niña.Esta, pese a haber sido buscada por las policías británica y portuguesa y que su caso fue objeto de una enorme publicidad a nivel mundial, sigue en paradero desconocido.La policía portuguesa ya cerró el caso, que siguen investigadores privados por cuenta de los McCann.

Más noticias

0 Comentarios