Padre de infante de dos meses admite abuso agravado

Robert Young dijo que la víctima lloraba por lo que apretaba sus costillas.

Un autodenominado monstruo enfrenta dos cargos de abuso de menores agravado tras admitir que en repetidas ocasiones maltrato a su hija de 2 meses de nacida.

Robert Andrew Young dijo a autoridades del Condado Lake que la víctima lloraba sin cesar por lo que a menudo le presionaba las costillas, torcía su mano hasta que gritara y para inducirla a desechar su materia fecal le presionaba el estómago.

La situación salió a relucir cuando la víctima fue ingresada al Leesburg Regional Medical Center y pruebas de rayos X detectaron múltiples fracturas en sus costillas.

El residente de Tavares se describió a si mismo como un monstruo y explicó que lo hizo porque una vez su hija lloraba desesperadamente lograba dormirla.

Más noticias

0 Comentarios