Pacquiao acepta combate pero no exigencias de Mayweather

El filipino Manny Pacquiao dijo que quiere enfrentar al estadounidense Floyd Mayweather, pero no acepta la exigencia de su rival se someterse al protocolo de la Agencia Antidopaje estadounidense (USADA) para la pelea, que debería realizarse el 13 de marzo del 2010 en Las Vegas.

El filipino Manny Pacquiao dijo que quiere enfrentar al estadounidense Floyd Mayweather, pero no acepta la exigencia de su rival se someterse al protocolo de la Agencia Antidopaje estadounidense (USADA) para la pelea, que debería realizarse el 13 de marzo del 2010 en Las Vegas."He querido siempre enfrentar a Mayweather", dijo Pacquiao en su sitio Internet, en el que agregó: "Yo nunca he dicho que este combate se cancela o que no quería enfrentarlo. Puedo combatir no importa donde ni cuando, pues mi pasado como boxeador lo prueba. Nunca he evitado un adversario."Empero, lo que le preocupa al filipino es someterse a un examen de sangre pocos días antes del combate "pues eso me debilitaría mentalmente", señaló.El equipo de Mayweather ha solicitado que se aplique el protocolo de la USADA, que incluye exámenes de sangre y orina sorpresivos en cualquier momento previo a la pelea.Pacquiao se niega a ello y propuso someterse a un control sanguíneo a principios de enero en la rueda de prensa del lanzamiento de la pelea, otro a treinta días del combate y un tercero tras el mismo en el vestuario, además de aceptar controles de orina cuando se le requiera.El procedimiento "normal" en Las Vegas consiste en un control de orina antes del combate y otro después del mismo.La empresa Golden Boy Promotion, que representa a Mayweather, señaló que deseaba que los dos boxeadores se sometieran al menos a un control sanguíneo en una fecha no demasiado distante de la pelea.Por su parte, Bob Arum, representante del filipino, afirmó días atrás que el combate había sido cancelado y que el 13 de marzo Pacquiao enfrentará al estadounidense Paul Malignaggi (27 victorias y 3 derrotas).Pacquiao amenazó a Mayweather con una demanda por difamación debido a sus insinuaciones, que a su modo de ver le hacen quedar como alguien que utiliza sustancias prohibidas."Nunca engañaría a Dios, a mí mismo, mi país y mis fanáticos", subrayó el filipino, de 30 años y dueño de siete títulos mundiales en siete categorías.El invicto Mayweather, de 32 años, es seis veces campeón del orbe en cinco categorías.De efectuarse la pelea entre ambos, sería la más lucrativa de la historia del boxeo, con unos 40 millones de dólares de bolsa para cada uno.

Más noticias

0 Comentarios