El PIB de Alemania se contrajo un 5% en 2009, en la peor recesión de posguerra

El Producto Interior Bruto (PIB) alemán se contrajo un 5% en 2009, en la mayor recesión de la principal economía europea desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, según datos provisorios divulgados este miércoles por la oficina de estadísticas Destatis.

El Producto Interior Bruto (PIB) alemán se contrajo un 5% en 2009, en la mayor recesión de la principal economía europea desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, según datos provisorios divulgados este miércoles por la oficina de estadísticas Destatis.El resultado anunciado concuerda con las proyecciones oficiales. En 2008, el PIB alemán había tenido un crecimiento del 1,3%."El retroceso de la economía se produjo esencialmente durante el período invernal de fines de 2008 y principios de 2009", subrayó el presidente de Destatis, Roderich Egeler, durante una conferencia de prensa.Tras esos meses, la situación se había "estabilizado", agregó.La profundidad de la crisis se observa en las cifras: las exportaciones, el tradicional punto fuerte de Alemania, se desplomaron un 14,7% en un año y las inversiones industriales cayeron 20%.Si la recesión sacudió de lleno en la industria, el sector de la construcción, ayudada por el plan de reactivación, limitó las pérdidas (-0,7%).De su lado, el consumo interno, impulsado por la prima al desguace para la comprar de autos nuevos, se convirtió en el único sostén de la economía (+0,4%).El ministro de Economía, el conservador Rainer Bruderle, quiso mostrarse optimista, al estimar que lo peor ya había pasado."Es particularmente satisfactorio que el mercado laboral se haya mostrado sorprendentemente resistente", juzgó Bruderle en un comunicado difundido en Berlín.La tasa de desempleo en Alemania fue del 8,2% en el conjunto de 2009, en leve aumento respecto al 7,8% registrado en 2008.En 2009, el número de desempleados aumentó en 155.000 personas para situarse en 3,42 millones, según estadísticas de la Agencia alemana de Empleo.Según la Agencia de Empleo, se salvaron unos 300.000 puestos de trabajo gracias al dispositivo de desempleo parcial financiado por el Estado.Para el ministro Bruderle, el Gobierno debe actuar ahora para "acelerar el crecimiento de la economía y sentar las bases que le permitan crecer de manera autónoma".En su última estimación, el Gobierno alemán señaló que el PIB retomaría la senda del crecimiento en 2010, con un incremento del 1,2%.Este pronóstico, considerado conservador por muchos analistas, podría ser revisado al alza el 27 de enero, cuando se presenten una nueva previsión."Pensamos que Alemania será el motor de crecimiento de Europa" en 2010, esencialmente gracias a una mejora de las exportaciones en una coyuntura de aumento de la demanda mundial, estimó el analista Carsten Brzeski, de ING, quien apuesta a una expansión de la economía germana del 2%.En materia de finanzas públicas, Alemania registró un déficit público de 3,2% del PIB en 2009, después de haber cerrado 2008 en equilibrio y 2007 con un ligero excedente.Para 2010, el ministerio de Finanzas prevé que el déficit continúe aumentando, a más del 5% del PIB.

Más noticias

0 Comentarios