Ortega niega que reprima libertades y tacha de libertina a la oposición

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, negó que su gobierno reprima la libertad de expresión y manifestación y acusó de "libertinaje desmedido" a la oposicion que se alista para manifestarse el sábado en Managua bajo fuertes medidas de seguridad.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, negó que su gobierno reprima la libertad de expresión y manifestación y acusó de "libertinaje desmedido" a la oposicion que se alista para manifestarse el sábado en Managua bajo fuertes medidas de seguridad."En Nicaragua existe la más absoluta libertad de expresión y eso está a la vista, el que afirme lo contrario es mentiroso (...) aquí se calumnia, se miente y se inventa y no pasa nada", dijo Ortega la noche del miércoles en una comparecencia por cadena de radio y TV.Ortega es blanco de duras críticas de sectores sociales, empresarios y hasta de la Iglesia Católica, que el miércoles llamó al cese de la violencia y que "no haya más manipulación de personas ni irrespeto o amenazas a los derechos de libre expresión y movilización".Activistas sandinistas convocaron a una marcha paralela denominada "Las Grandes Victorias" para contrarrestar a otra de la oposición contra el fraude en las elecciones municipales de 2008 y contra la polémica luz verde judicial a la reelección de Ortega.Los jerarcas católicos pidieron al gobierno de Ortega que prevenga la violencia y garantice la seguridad de los manifestantes a favor y en contra programadas para el sábado.La manifestación opositora "es una provocación y quieren convertirla en una jornada de guerra", dijo Ortega ante denuncias de grupos cívicos y la oposición de supuestos planes "tenebrosos" que incluyen armar con piedras, palos y morteros artesanales a grupos de choque integrados por jóvenes de pandillas de barrios pobres para agredirlos."Aquí lo que hay es un libertinaje y nosotros seguiremos respetando eso. El que quiera hablar que hable, el que desee manifestarse que lo haga, pero el problema es que algunos quieren que solo para ellos haya libertinaje", se quejó Ortega ante las críticas de sus adversarios.Los grupos opositores "se creen con el derecho a tirar huevos; está bien que lo hagan, están en su derecho, pero que no se molesten si les lanzan huevos a ellos", advirtió Ortega.El mandatario aludía a un ataque de un grupo de jóvenes que lanzó huevos a un juez sandinista firmante del fallo que le allana el camino a la reelección presidencial en 2011 y ataques a pedradas contra la vivienda de un legislador y un funcionario sandinistas por grupos de oposición.El sábado será una prueba de fuego para conocer quiénes están a favor de la paz o de la confrontación. "Todos tenemos derecho a marchar, hasta yo tengo derecho a marchar, a decir todo lo que queramos, lo importante es que sea una jornada de paz", añadió.Siete mil policías, al frente de los que estará la propia jefa policial, Aminta Granera, se emplearán en el plan de seguridad para evitar agresiones entre los participantes de ambas marchas.Las caravanas procedentes de los departamentos con manifestantes de una y otra marcha saldrán cada hora por separado y estarán encabezadas por patrullas policiales que también se apostarán cada diez kilómetros en las carreteras.En este contexo, tres medios de comunicación críticos al gobierno de Daniel Ortega denunciaron este jueves agresiones y amenazas de sabotaje a sus instalaciones por el oficialismo.Los hostigamientos fueron revelados en primera plana por los dos diarios de mayor circulación, El Nuevo Diario y La Prensa, y Radio Corporación, la única radioemisora de oposición con cobertura nacional.

Más noticias

0 Comentarios