Ortega recibe elogios por respetar marcha opositora en Nicaragua

Dirigentes políticos, defensores de derechos humanos, empresarios y obispos elogiaron este lunes al presidente nicaragüense Daniel Ortega por respetar el derecho de la oposición manifestarse libremente el sábado, tras temores de que hubiese represión o enfrentamientos callejeros.

Dirigentes políticos, defensores de derechos humanos, empresarios y obispos elogiaron este lunes al presidente nicaragüense Daniel Ortega por respetar el derecho de la oposición manifestarse libremente el sábado, tras temores de que hubiese represión o enfrentamientos callejeros.Miles de nicaragüenses se manifestaron pacíficamente el sábado en contra y a favor del gobierno izquierdista en la capital en diferentes horarios, aunque horas después hubo agresiones contra caravanas opositoras en el interior del país, que dejaron un muerto y 19 heridos."El llamado que hizo el presidente Ortega a un día de la marcha para que sus simpatizantes marcharan en paz y que iba a controlar a sus partidarios (...) evitó un baño de sangre", afirmó el dirigente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Marcos Carmona.El llamado de Ortega "a la no violencia fue prudente" y "damos nuestro reconocimiento no solo al presidente Ortega, sino también a la policía", agregó.Las manifestaciones se realizaron en medio de una fuerte tensión y temores de choques entre ambos bandos, como los ocurridos hace un año durante protestas opositoras, luego de las cuestionadas elecciones municipales."Lo más positivo es que aprendimos la lección de que podemos vivir en paz, convivir cívicamente, que la violencia" no es el camino para resolver los problemas, afirmó el vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales.Consideró que Ortega y la policía cumplieron sus promesas de garantizar que ambas manifestaciones transcurrieran con "tranquilidad"."Es un logro que se hayan dado estas dos marchas de manera pacífica. Es lo que debe prevalecer de ahora en adelante", opinó por su parte el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Aguerri."El ambiente de armonía y concordia" que prevaleció durante las marchas demostró que los nicaragüenses "tenemos vocación de paz" y que las autoridades deben desistir de los discursos que "puedan sembrar tensión o confrontación", expresó el presidente de la Conferencia Episcopal, Leopoldo Brenes."Si hubo tranquilidad fue porque el presidente lo permitió", señaló, por su lado, la presidenta de la Comisión Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez.Cuestionó, sin embargo, la intimidación que enfrentaron los críticos de Ortega en los días previos por parte del gobernante Frente Sandinista para que no salieran a las calles."Fue una victoria en todos los sentidos, porque vencimos el miedo" y "logramos que todos los sectores de la sociedad civil nos juntáramos, incluso con los partidos políticos" para recuperar el derecho a la manifestación, afirmó Irving Dávila, miembro de la Coordinadora Civil, que agrupa diversas organizaciones sin fines de lucro."Creo que fue un gran triunfo para el pueblo nicaragüense porque se demostró que unidos todos los sectores no vamos a dejar que nos impongan una dictadura", opinó el diputado de la disidencia sandinista Víctor Tinoco.La marcha contra Ortega hizo "renacer la esperanza" de que la oposición unida puede "rectificar el rumbo del país" en las elecciones de 2011, estimó el Diario La Prensa en su editorial de este lunes.

Más noticias

0 Comentarios