Orhan Pamuk presenta en México su última novela "El museo de la inocencia"

El escritor turco, Orhan Pamuk, premio Nobel de Literatura 2006, llegó a la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste), para hablar en la Feria Internacional del Libro de su última novela "El museo de la inocencia", en la que hace un retrato de la burguesía turca y muestra su nostalgia por Estambul.

El escritor turco, Orhan Pamuk, premio Nobel de Literatura 2006, llegó a la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste), para hablar en la Feria Internacional del Libro de su última novela "El museo de la inocencia", en la que hace un retrato de la burguesía turca y muestra su nostalgia por Estambul."Es uno de mis libros más íntimos y personales", dijo el sábado el artista en conferencia de prensa.Pamuk inaugurará este domingo "El salón literario" en la Feria Internacinal del Libro de Guadalajara, donde ofrecerá una conferencia magistral.La novela trata de una historia de amor que transcurre en las décadas de los setenta y ochenta y narra la historia de Kemal, heredero de una de las familias más ricas de Estambul, y su amor por Fusun, una pariente lejana de clase social inferior.Kemal reconstruye la historia de su fracaso amoroso a partir de una extensa colección de recuerdos y objetos cotidianos."Quería relacionar el tema del amor con la palabra 'museo' porque el tema está relacionado con la conservación de las cosas. ¿Por qué las pertenencias son tan importantes para nosotros? ¿Por qué queremos conservarlas y dejarlas a las siguientes generaciones? ¿No es ésta también una prueba de amor?", indicó Pamuk."Los libros y las mujeres pueden cambiar la vida de un hombre", sobre todo en las sociedades cerradas, dijo el Nobel que ha escrito además "Estambul" y "Nieve" y quien en 2005 fue procesado por insultar a Turquía.En países en los que los hombres y las mujeres no pueden verse fácilmente y no pueden desarrollar su amor "los libros tienen el poder mágico de llevar a un cambio apocalíptico", añadió Pamuk.El hombre enamorado observa los gestos de la mujer amada, cómo come, cómo se enoja, cómo mira televisión, porque hay "una comunicación limitada entre los que se aman y es una atención muy similar a la atención que un novelista da al mundo", añadió el escritor.El autor habló en Guadalajara de la melancolía de su ciudad en la que la arquitectura aún refleja que hubo un "gran imperio y se perdió", como le pasó a Japón o a México, ejemplificó."Este libro tiene parte de esa melancolía" con un paisaje urbano que representa el estado de ánimo de la ciudad, y de sociedades que tienen un sentimiento "hacia la historia es tan fuerte que hay un desgarro", manifestó el escritor Turco.Pamuk es el plato fuerte de la Feria en 2009 junto con el escritor peruano Mario Vargas Llosa y el mexicano Carlos Fuentes.Para esta edición, que terminará el 6 de diciembre con participación de 1.900 editoriales de 40 países, y a la que se esperan asistan 600.000 visitantes, Los Angeles es la invitada de honor.

Más noticias

0 Comentarios