Ordenan captura de ex candidato presidencial opositor de Bolivia

Un fiscal de Bolivia emitió el miércoles una orden de captura por venta fraudulenta de bienes contra el ex candidato presidencial opositor Manfred Reyes Villa, oculto en el país y a quien el presidente Evo Morales amenazó con llevar a la cárcel.

Un fiscal de Bolivia emitió el miércoles una orden de captura por venta fraudulenta de bienes contra el ex candidato presidencial opositor Manfred Reyes Villa, oculto en el país y a quien el presidente Evo Morales amenazó con llevar a la cárcel.El fiscal del departamento de Cochabamba Mauricio Julio Quintana dijo que ordenó la detención de Reyes Villa -principal rival del reelecto presidente Morales en la elección del 6 de diciembre- en un juicio que le sigue a él y a su esposa por el cargo de venta fraudulenta de bienes privados."El instrumento que se libra, la orden instruida expresamente tiene alcance nacional; se va a buscar al señor Reyes Villa y a su esposa en los lugares que pudieran ser habidos", dijo en conferencia de prensa el fiscal.Reyes Villa se ocultó hace más de dos semanas en algún lugar de Bolivia tras denunciar que el oficialismo desató una cacería jurídica y policial para detenerlo, asegurando que se le han abierto varios procesos con clara motivación política.A Reyes Villa se le sigue al menos media docena de juicios, impulsados por el Ejecutivo, la Gobernación de Cochabamba, la Contraloría General de la República y la Corte Suprema por diferentes delitos y acusaciones.La Gobernación de Cochabamba lo procesa por la compra de vehículos de lujo; la entrega de recursos públicos a municipios y por malos manejos financieros, cuando Reyes Villa manejó estuvo al frente de esa institución entre 2007 y 2008.La Contraloría, en manos oficialistas, también abrió esta semana un proceso contra el líder de derecha, porque su extinto partido político Nueva Fuerza Republicana (NFR) tiene una deuda desde el 2005 por 289.000 bolivianos (41.000 dólares) con la Corte Nacional Electoral.La Corte Suprema, por su parte, le acusa de ser parte de una coalición de partidos conservadores que en 2003 perpetró una matanza en Bolivia, que desembocó en la dimisión del entonces presidente liberal Gonzalo Sánchez de Lozada, actualmente prófugo de la Justicia.El ex candidato derechista, que sólo mantiene contactos telefónicos con algunos medios de prensa, denunció varias veces que los procesos que le siguen son "políticos" y aseguró que hay presión desde el Ejecutivo para encarcelarlo, por lo que no se presentará a ninguna instancia judicial donde es procesado.Daniel Humérez, abogado de Reyes Villa, denunció que hay pruebas de que su cliente es víctima de un juicio con transfondo político porque el fiscal Marco Julio Quintana es sobrino del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, el más poderoso colaborador del presidente Morales."Hemos pedido la recusa (ción) de ese fiscal", afirmó Humérez a la prensa boliviana.El ex candidato presidencial, en su defensa pública, presentó hace una semana una queja ante la delegación en Bolivia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de Bolivia, argumentando que es un perseguido político y solicitando que la entidad interponga sus buenos oficios ante el Gobierno.El 1 de diciembre, cinco días antes de las elecciones, el presidente Morales, hablando ante la prensa extranjera, prometió cambiar las leyes para llevar a la cárcel a Reyes Villa."Vamos a cambiar la justicia y los dos van a entrar a la cárcel", dijo Morales, refiriéndose a Reyes Villa y a su entonces candidato vicepresidencial, Leopoldo Fernández, en prisión en La Paz desde 2008.

Más noticias

0 Comentarios