Ola de violencia criminal reaviva el miedo y la inseguridad en Argentina

El caso de un ex futbolista internacional que está al borde de la muerte tras ser baleado por hampones, entre otros recientes asaltos violentos, reaviva el sentimiento de miedo e inseguridad en Argentina, azotada de nuevo por una ola de crímenes a sangre fría.

El caso de un ex futbolista internacional que está al borde de la muerte tras ser baleado por hampones, entre otros recientes asaltos violentos, reaviva el sentimiento de miedo e inseguridad en Argentina, azotada de nuevo por una ola de crímenes a sangre fría.Fernando Cáceres, 40 años, ex defensor de la selección argentina de fútbol y de los clubes españoles Zaragoza, Valencia y Celta de Vigo, fue atacado la madrugada del domingo por delincuentes que intentaron robar su automóvil importado cuando circulaba por una calle de Ciudadela, en la periferia oeste.El ex futbolista de equipos argentinos como Boca Juniors, River Plate e Independiente, fue baleado en la cabeza y se encuentra "en estado crítico grave bajo asistencia respiratoria mecánica", según el último parte médico hospitalario.El ataque al 'Negro' Cáceres se sumó a recientes episodios violentos en ocasión de robos, que estremecieron a los argentinos, como el asesinato del empleado bancario Gonzalo Etcharrán, ultimado frente a su esposa embarazada, cuando estaba a bordo de su auto, también en Ciudadela.Otro crimen que generó estupor fue el del estudiante de musicoterapia Santiago Urbani, de 18 años, asesinado a balazos durante un asalto a su casa en Tigre, en la periferia norte de Buenos Aires, a pesar de no haber opuesto resistencia, según testigos.Familiares y vecinos se movilizaron para exigir que se esclarezca la muerte de Urbani, que trabajaba con menores de edad discapacitados y tenía planeado un viaje a China, donde había sido invitado tras haber ganado un premio por la elaboración de dos proyectos sobre ecología y medio ambiente.La muerte de un comerciante de verduras boliviano de 40 años, también durante un robo pero en la zona sur de Buenos Aires, sacudió días atrás a la comunidad del vecino país, que participó masivamente del sepelio, durante el cual exigió a gritos "Justicia"."Esto es una bomba de tiempo y salir a la calle es un peligro constante. Esto pasa todos los días, no es algo 'al voleo' (al azar). Acá nadie hace nada y algo hay que hacer", se quejó este lunes el entrenador de la selección argentina de fútbol, Diego Maradona, tras visitar a Cáceres en el hospital.Otra ola de violencia con crímenes sangrientos había sacudido al país a inicios de este año e instalado el debate sobre la inseguridad en la campaña de los comicios legislativos de junio pasado, en los que la presidenta Cristina Kirchner sufrió un duro revés.En aquella ocasión, celebridades de la televisión, como la diva Susana Giménez, y el empresario y exitoso animador Marcelo Tinelli, se involucraron en la polémica exigiendo leyes más duras contra el crimen, lo que generó respaldo de actores, músicos, y dirigentes políticos opositores de derecha."Hay que reformar el poder judicial y la justicia penal", dijo León Arslanián, ex ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires (centro-este), que desde su cargo impulsó una purga de policías involucrados en casos de 'gatillo fácil' y hechos de corrupción.La mayoría de los escalofriantes delitos se registra en los superpoblados cordones de la periferia de la capital, donde viven cerca de once millones de personas.En la periferia se mezclan exclusivos barrios cerrados con alambradas y vigilancia privada, junto con las 'villas miseria', como se llama en Argentina a los asentamientos habitados por millares de seres en casi completa marginación social.Fernando Azcoaga, director del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia, instó a "poner un verdadero énfasis en el fenómeno social y salir del enfoque tecnocrático y burocrático de la seguridad, gastando en recursos que no tienen eficacia".La mayoría de las encuestas coincide en que la inseguridad es la principal preocupación de los argentinos por encima del salario y el desempleo.

Más noticias

0 Comentarios