Ola de calor empeorará en los próximos días

La ola de calor continúa durante gran parte del centro y este de Estados Unidos.

Millones de estadounidenses celebraron este miércoles el Día de la Independencia con festejos y las típicas barbacoas en medio de una sofocante ola de calor en la costa este y numerosos incendios en el oeste que han obligado a prohibir el uso de cohetes y explosivos en numerosos estados del país.La ola de calor ha dejado ya al menos 19 muertos, mientras que más de 1,2 millones de personas en once estados continúan sin suministro eléctrico desde las tormentas sufridas el pasado viernes, una situación que según informó este miércoles el Servicio Meteorológico Nacional, empeorará en los próximos días.Los altos niveles de humedad provocarán que se superen los 43 grados Celsius (109.4 grados Farenheit) en lugares como Minneapolis, Chicago, Kansas City o San Luis, advirtió la agencia meteorológica estadounidense.       En el área de Washington DC, donde las compañías aún intentan restablecer la electricidad a unos 116.000 hogares y negocios, al menos cuatro vecindarios cancelaron los fuegos artificiales para la celebración del 4 de Julio.       La tormenta que azotó el área de la capital la noche del viernes fue inesperada para los meteorólogos por tratarse de un "derecho", un fenómeno que sólo pasa por la zona cada cuatro años de media y es más habitual en el medio oeste estadounidense y la zona de los Grandes Lagos fronterizos con Canadá.Si bien las empresas de electricidad aseguran no haber parado de trabajar durante el fin de semana, este miércoles decenas de miles de hogares en la capital aún seguían sin acceso a la red eléctrica y el ansiado aire acondicionado.       Por su parte, algunos condados, pueblos y ciudades de los estados del centro oeste como Arizona, Nuevo México, Utah, Wyoming y Montana han emitido normas temporales para restringir el uso de cohetes y explosivos ante el riesgo de incendios.       En Colorado, donde en las últimas semanas se ha producido el incendio más destructivo de su historia, el gobernador, John Hickenlooper, prohibió emplear fuegos artificiales para celebraciones privadas en todo el estado.       Otros estados del Oeste, que también se han visto afectados por una temporada de incendios temprana, como Utah, se han sumado a las restricciones, ya que "el peligro de incendio y su propagación extremadamente alto este año", advirtió el Departamento de Salud.

Más noticias

0 Comentarios