De Oficial de Marina a Sacerdote

Continuando con la celebración del Año Internacional del Sacerdote y conociendo más a fondo nuestros sacerdotes de origen hispano, orgullosamente presentamos con beneplácito al Reverendo Padre Rámon Báez

Continuando con la celebración del Año Internacional del Sacerdote y conociendo más a fondo nuestros sacerdotes de origen hispano, orgullosamente presentamos con beneplácito al Reverendo Padre Rámon Báez que nació en Puerto Rico hace 40 años en Santurce, “la ciudad hermosa donde todos cabemos” a lado de la ciudad amurallada de San Juan. Puerto Rico, la isla del encanto, siempre se ha destacado por ser una isla bendecida por Dios. En ella han nacido grandes estrellas de la canción, del arte, la moda, famosos deportistas, escritores y sobre todo grandes hombres y mujeres consagrados a Dios.

El Padre Ramón creció y el Señor empezó a guiarle y mostrarle poco a poco su vocación. Hijo de Vanny Marrero y Ramón Báez, tiene 4 hermanos y 4 hermanas. Estudió en la Academia Naval de Annapolis en Maryland, se graduó con Bachillerato en Ciencias, hizo carrera de Oficial de Marina, Aviador de P-3, avión contra submarinos. Luego para responder al llamado de su vocacón sacerdotal, ingresó al Seminario San Carlos Borromeo en Philadelphia, Pennsylvania con Maestría en Artes y Divinidad.

El Padre Rámon Báez ha servido pastoralmente con mucho éxito y grandes logros en la Parroquia de San Antonio de Padua en Falls Church, Sagrado Corazón en Winchester y actualmente es Vicario Parroquial en San Leo Magno en Fairfax, Virginia.

Sobre la celebración del Año Sacerdotal, el Padre Báez comenta: “Es muy interesante cuan diferente ha sido mi vida desde mi ordenación sacerdotal. No hay ningún día en el cual me sienta aburrido. Siempre hay algo emocionante que ocurre. A veces se presentan situaciones que uno nunca se imagina. Un día, celebrando la Santa Misa en San Antonio, un hombre vino hacia el altar para pedirle al Señor por algo. ¡Yo pensé que venía a pegarme un golpe por algo que había dicho en una prédica! De todos modos, lo único que la gente quiere es poder hablar con el padecito, quizás recibir una sonrisa, y que él los ayude a acercarse a Dios. Es un placer y un honor servirle a la gente de Dios. ¡Ojalá hubieran más sacerdotes disponibles para compartir al pueblo hispano! Dios sabrá lo que hace. Mientras tanto, continúo con mi deseo de acercarme al Señor para que me fortalezca todos los días de mi vida.”

El Padre Ramón es muy querido por la comunidad, es un sacerdote que nos acerca a Dios en el momento de la Eucaristía, sus homilías son muy profundas y espirituales.

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo

Más noticias

0 Comentarios