Obama muestra firmeza a los "peces gordos" de los bancos

Poco después de criticar a los "peces gordos" de Wall Street, el presidente estadounidense Barack Obama los convocó este lunes a la Casa Blanca para convencerlos de que abran el crédito a las pequeñas empresas con el fin de aumentar el empleo.

Poco después de criticar a los "peces gordos" de Wall Street, el presidente estadounidense Barack Obama los convocó este lunes a la Casa Blanca para convencerlos de que abran el crédito a las pequeñas empresas con el fin de aumentar el empleo.Obama dijo luego a los periodistas que había solicitado un "compromiso extraordinario" de los líderes financieros para ayudar a reconstruir la economía del país y les advirtió que no deben bloquear su proyecto de reforma regulatoria."Los bancos de Estados Unidos recibieron una asistencia extraordinaria de parte de los contribuyentes estadounidenses para reconstruir su industria y ahora que están otra vez de pie esperamos un compromiso extraordinario de parte de ellos para ayudar a reconstruir nuestra economía", explicó tras la reunión.Y se ocupó de dejar en claro que defenderá sus propuestas de reforma regulatoria del sector financiero a capa y espada."Dije muy claramente que no tenía la intención de dejar que los lobbyistas traben las reformas necesarias para proteger a los estadounidenses", afirmó. "Si desean combatir dispositivos de protección de los consumidores que dependen del sentido común, estoy dispuesto a pelearme"."Debo anotar que en la reunión todos los dirigentes del sector financiero dijeron que apoyaban la reforma de las regulaciones financieras", observó Obama.La Cámara de Representantes aprobó la semana pasada una ambiciosa ley de reforma financiera, pero su destino es incierto en el Senado.El presidente se reunió con un grupo de altos ejecutivos de instituciones bancarias y conversó vía teleconferencia con varios más que no pudieron acudir a la cita ya que sus vuelos fueron demorados por mal tiempo.En una entrevista con la cadena CBS emitida el domingo, Obama había criticado a Wall Street, poco antes de que comenzaran los pagos de enormes primas a ejecutivos en momentos en que la economía sufre un 10% de desempleo."No me postulé a la presidencia para ayudar a un grupo de peces gordos en los bancos de Wall Street", dijo el jefe de Estado en el programa "60 Minutes".Las principales instituciones financieros fueron y son el blanco de las críticas, responsabilizadas por la peor recesión desde la Gran Depresión, por sus políticas de préstamos inmobiliarios agresiva y poco cuidadosa.Una de las principales asesoras económicas de Obama, Chrstina Romer, dijo a la cadena NBC el domingo que el presidente hablaría a los banqueros de "las acciones responsables" que pueden tomar para reactivar el crédito a las pequeñas empresas.Obama dijo tras reunirse con los banqueros que ellos están realizando esfuerzos honestos para liberar el crédito, a las pequeñas empresas, pero se quejó igualmente por la falta de "resultados" en este tema."Recibo demasiadas cartas de pequeños negocios que aseguran ser atractivos para un crédito, pero que los bancos con los que mantienen estrechas relaciones tienen problemas para prestarles" dinero, afirmó.

Más noticias

0 Comentarios