Obama defiende liderazgo de EEUU en Asia y tiende puente a China

Barack Obama se presentó el sábado como el primer presidente norteamericano del "Pacífico" y prometió que su país no abandonará su papel de liderazgo en Asia, evitando entrar en conflicto con China.

Barack Obama se presentó el sábado como el primer presidente norteamericano del "Pacífico" y prometió que su país no abandonará su papel de liderazgo en Asia, evitando entrar en conflicto con China.Obama exhortó el sábado en Tokio a Birmania a liberar, "sin condiciones", a la líder de la oposición y Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, y advirtió a Corea del Norte que Washington no se dejára "intimidar" por sus amenazas y que puede ofrecerle "un futuro diferente".En su primera gira en Asia desde su elección hace un año, el mandatario estadounidense quiere mostrar a una región en plena expansión económica, y en especial a China, que pueden seguir contando con Washington."Como primer presidente norteamericano del Pacífico, prometo que esta nación del Pacífico reforzará y mantendrá su liderazgo en esta parte tan vitalmente importante del mundo", señaló en Tokio el presidente Obama, que creció en Hawai e Indonesia.Tras su paso por Japón, Obama se dirigió a Singapur, donde participa en la cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC), junto su homólogo chino Hu Jintao, entre otros líderes.En un discurso en Tokio, Obama declaró que Estados Unidos no busca "contener" a una China en pleno auge y que puede aumentar la seguridad y la prosperidad del planeta."Estados Unidos no busca contener a China y una relación profunda con ese país no significa un debilitamiento de nuestras alianzas bilaterales", afirmó."Al contrario, la emergencia de una China poderosa y próspera puede ser una fuerza para la comunidad" internacional, añadió.Obama se refirió también al tema de los derechos humanos en China afirmando que Estados Unidos nunca callará su voz en favor de "los valores fundamentales, que incluyen el respeto por la religión y las culturas de todos los pueblos"."Pero llevaremos a cabo esas discusiones en un espíritu de amistad y no de rencor", agregó.Obama afirmó además que hablará sobre derechos humanos en su próxima visita a Pekín, pero "sin rencor".En Singapur, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton y el canciller chino Yang Jiechi matuvieron una reunión bilateral en la que se trataron climas como el cambio climático, Irán y Corea del Norte.Muchos observadores asiáticos creen que los compromisos de Estados Unidos en Afganistán e Irak le han hecho dejar un poco de lado al este de Asia, abriendo el camino para un avance más sencillo de China."Aunque las tropas norteamericanas están involucradas en dos guerras en el mundo, nuestro compromiso con la seguridad de Japón y de Asia es inquebrantable", aseguró Obama.El domingo, Obama tiene previsto participar en una reunión sin precedentes con los diez líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), incluyendo al primer ministro birmano.De cara a ese encuentro, Obama hizo referencia a la necesidad de un "nuevo acercamiento" estadounidense hacia Birmania, subrayando que las sanciones impuestas al régimen militar "no han permitido mejorar las vidas de los birmanos".Con respecto a Corea de Norte, con el que Washington se halla en ruta de colisión, Obama advirtió que Estados Unidos "no se verá intimidado por las amenazas y seguirá enviándole un mensaje claro a través de sus acciones y no sólo de sus palabras"."Sin embargo, hay otra vía. Estados Unidos está dispuesto a ofrecer a Corea del Norte un futuro diferente (...), de integración internacional (...), de oportunidades económicas (...) y de mayor seguridad y respeto", agregó.

Más noticias

0 Comentarios