Obama dice que castigará a autores de ataque fallido; Al Qaida lo reivindica

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este lunes que detendrá y llevará ante la justicia a los responsables del fallido ataque contra un avión con 290 ocupantes el día de Navidad, que fue reivindicado por la red Al Qaida.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este lunes que detendrá y llevará ante la justicia a los responsables del fallido ataque contra un avión con 290 ocupantes el día de Navidad, que fue reivindicado por la red Al Qaida."Se ha lanzado una completa investigación sobre este intento de acto terrorista y no descansaremos hasta que encontremos a todos los que estuvieron involucrados y se hagan responsables", dijo Obama en su primer comentario público directo desde que un joven nigeriano, de 23 años, aparentemente intentó hacer estallar un artefacto en un vuelo de Northwest Airlines que llegaba a la ciudad de Detroit."Este es un serio recordatorio de los peligros que enfrentamos y la naturaleza de quienes amenazan a nuestro país", añadió el presidente, que se encuentra de vacaciones en Hawaii con su familia.La organización Al Qaida en la Península Arábiga (AQAP) reivindicó el frustrado atentado, anunció el lunes el centro estadounidense de vigilancia de las páginas islamistas en internet (SITE).En su comunicado, Al Qaida precisa que Umar Faruk Abdulmutalab "logró superar todos los controles de seguridad durante su operación y causó daños al gran mito de la inteligencia norteamericana".El joven nigeriano que intentó hacer volar el avión con 290 ocupantes de la compañía Northwest, que aterrizó en Detroit procedente de Amsterdam, puso en entredicho las medidas de seguridad en los vuelos impuestos desde los mortíferos atentados de 2001.Al igual que en esa oportunidad, los controles fueron reforzados, ocasionando retrasos en el tránsito por los principales aeropuertos -donde se observan largas colas- y de algunos vuelos en plena temporada de vacaciones del fin de año.El nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab, quien fue sujetado por los pasajeros y sufrió quemaduras en su intento de activar el explosivo, ingresó a territorio estadounidense con visado pese a que figuraba en una lista de sospechosos de terrorismo, emitida en junio de 2008.La secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, reiteró que a su juicio hubo fallas en el sistema para evitar que la gente considerada peligrosa suba a los aviones. El departamento de Estado afirmó este lunes que la evidencia para revocar la visa al nigeriano era "insuficiente", aunque su propio padre había alertado a las autoridades diplomáticas estadounidenses de que estaba preocupado.La embajada envió esta información el día siguiente en un cable diplomático al departamento de Estado y el Centro Estadounidense de Contraterrorismo, dijo el portavoz del departamento de Estado Ian Kelly, pero, agregó, "la información era insuficiente para que este proceso de coordinación entre agencias decidiera que la visa de esta persona fuera revocada".Abdulmutallab aparecía en una lista general de vigilancia conocida como TIDE, que contiene unos 550.000 nombres pero no prohíbe de manera automática tomar vuelos aéreos internacionales.La lista de prohibición de vuelo, más estricta, incluye unos 4.000 nombres.De aquí en más, los pasajeros que viajen a Estados Unidos enfrentarán medidas de seguridad reforzadas, en tanto los controles en los vuelos domésticos no sufrirán mayores cambios, se informó oficialmente el lunes.La agencia encargada de la seguridad del transporte aéreo (TSA, por su sigla en inglés) recomendó que los pasajeros lleguen al aeropuerto una hora antes de lo usual para vuelos hacia Estados Unidos y pidió a las terminales internacionales que implementen "medidas adicionales de seguridad"."Los pasajeros que vuelan a Estados Unidos desde el exterior deben atenerse a medidas de seguridad adicionales en aeropuertos internacionales, como mayores controles en la sala de embarque, incluyendo cacheos y revisiones de bolsos", indicó la TSA en una nota en su sitio web. El domingo, la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, dijo que "no hay indicios" de que el frustrado atentado sea parte de un plan mayor, y que sería "inapropiado" especular sobre nexos con Al-Qaida.

Más noticias

0 Comentarios