Obama anuncia el envío de 30.000 soldados adicionales a Afganistán

El presidente Barack Obama anunció este martes que enviará en el menor plazo posible 30.000 nuevos soldados a Afganistán, una estrategia de "interés vital" para la seguridad de Estados Unidos pero con fecha límite: en julio de 2011 comenzará la retirada.

El presidente Barack Obama anunció este martes que enviará en el menor plazo posible 30.000 nuevos soldados a Afganistán, una estrategia de "interés vital" para la seguridad de Estados Unidos pero con fecha límite: en julio de 2011 comenzará la retirada.Luego de varios meses de análisis, Obama develó en un discurso en horario estelar ante cadetes en la Academia Militar de West Point su nueva estrategia para Afganistán, que busca revertir el avance de los talibanes y erradicar a la red terrorista Al Qaida."Afganistán no está perdida, pero por muchos años ha experimentado un retroceso", indicó Obama. "Como comandante en jefe, he determinado que es vital para nuestro interés nacional enviar 30.000 soldados adicionales para Afganistán", anunció.Obama hizo un llamado a los aliados de Estados Unidos en la OTAN a colaborar también con nuevas tropas: "Debemos unirnos para acabar con esta guerra de manera exitosa", dijo el mandatario, quien dedicó las últimas horas a llamar a diferentes líderes internacionales para discutir la nueva estrategia.Los nuevos efectivos permitirán "acelerar la transferencia de responsabilidad a las fuerzas afganas y nos permitirán comenzar el proceso de sacar a nuestras fuerzas de Afganistán en julio de 2011", señaló el mandatario, quien rechazó cualquier comparación de este conflicto con el de Vietnam."Estados Unidos no tiene interés en pelear una guerra interminable en Afganistán", precisó.Altos funcionarios del gobierno habían señalado que el retiro total de Afganistán se determinará dependiendo de las condiciones en el terreno.Obama admitió que la nueva estrategia le significará gastos de 30.000 millones de dólares a Estados Unidos en 2010, en momentos en que la economía sigue deprimida y los norteamericanos resienten el desempleo y la caída del ingreso de los hogares.La decisión no fue tomada "a la ligera", dijo. "Estoy convencido de que nuestra seguridad está en juego en Afganistán y Pakistán. Este es el epicentro del extremismo violento practicado por Al Qaeda", destacó.Para lograr vencer a Al Qaeda, que sigue "planificando ataques en este momento", el plan incluye también el refuerzo institucional de Pakistán. "Este cáncer ha echado raíces en la región fronteriza con Pakistán. Por eso necesitamos una estrategia que funcione en ambos lados de la frontera", dijo.El plan de Obama pone el acento en el entrenamiento de las fuerzas afganas y en comenzar a traspasarles responsabilidades. "Los días de dar un cheque en blanco se acabaron", dijo el presidente estadounidense.El mandatario le aplicó mayor presión a Kabul: "Quedará claro para el gobierno de Afganistán, y lo que es más importante aún, el pueblo de Afganistán, que a fin de cuentas, ellos serán responsables de su propio país".Obama llamó este martes al presidente afgano, Hamid Karzai, para pedirle progresos concretos, informó la Casa Blanca."Estados Unidos y los esfuerzos internacionales en Afganistán no son ilimitados", le recordó Obama a Karzai, con quien trató el combate a la corrupción y la necesidad de impedir que en Pakistán se refugien terroristas.Con los nuevos efectivos, el número de soldados norteamericanos en Afganistán se ubicará en casi 100.000.Los estadounidenses se muestran cada vez más consternados por la guerra en Afganistán, iniciada a finales de 2001 con la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó al gobierno talibán, por el aumento de las muertos en combate norteamericanos.

Más noticias

0 Comentarios