Obama envía carta a Lula sobre su política exterior y asesor critica a EEUU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió a su par brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, una carta donde le explicó detalles de su política exterior, informó el miércoles la Presidencia de Brasil a la AFP, al tiempo que un asesor del mandatario brasileño criticó la política externa del líder estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió a su par brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, una carta donde le explicó detalles de su política exterior, informó el miércoles la Presidencia de Brasil a la AFP, al tiempo que un asesor del mandatario brasileño criticó la política externa del líder estadounidense.La carta "tiene dos páginas y media de extensión y en ella el presidente Obama explicó su visión de diversos aspectos de su política exterior, como la Ronda de Doha, la cumbre sobre Cambio Climático en Copenhague, la situación en Honduras y las relaciones con Irán", dijo una fuente del Palacio de Planalto.Según esa fuente, el mandatario estadounidense "no formuló ninguna propuesta. La carta llegó al presidente Lula el domingo 22" de noviembre, precisamente un día antes que Lula recibiera para una reunión de tres horas al líder de Irán, Mahmud Ahmadinejad.En esa carta personal, Obama incluso mencionó que habría preferido establecer un contacto telefónico directo con Lula para conversar de esos temas, pero alegó la existencia de una abultada agenda.Después de recibida la carta, en la noche del martes, el asesor de Lula para asuntos internacionales, Marco Aurélio García, dijo a un grupo de periodistas que la posición de Estados Unidos ante las elecciones en Honduras era "equivocada".Para García, las posiciones adoptadas por Estados Unidos con relación al futuro de la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la cumbre sobre Cambio Climático en Copenhague (Cop-15) tampoco coinciden con la visión brasileña.Según el asesor, en general la política exterior adoptada por Obama para América Latina genera "un cierto sabor de decepción".Lula había saludado con efusividad la llegada de Obama al poder en Estados Unidos como el inicio de una nueva fase en las relaciones de ese país con América Latina.Ambos líderes tuvieron varios contactos en reuniones del G20 y una visita oficial del mandatario brasileño a Washington.Sin embargo, en los últimos meses las posiciones de ambos gobiernos mostraron caminos divergentes en varios puntos de la agenda internacional, en particular los cuatro temas mencionados por Obama en su carta a Lula.En el caso de Ahmadinejad, la decisión de Lula de recibirlo para conversar sobre su programa nuclear y su papel en las relaciones entre israelíes y palestinos, es claramente contraria a la política adoptada por Washington.En Estados Unidos, hubo fuertes críticas en medios de prensa y de parte de influyentes miembros del Congreso por la decisión de Lula de recibir al mandatario iraní.Lula le pidió a Ahmadinejad respeto a los derechos humanos y que actúe en favor de una "solución justa y equilibrada" de la controversia por el programa nuclear iraní, pero reconoció explícitamente el derecho de Teherán a desarrollar un programa de generación de energía nuclear para fines pacíficos.De la misma forma, Brasil ya adelantó que no reconocerá el resultado de las elecciones previstas el domingo en Honduras mientras el despuesto presidente Manuel Zelaya continúe en la embajada brasileña en Tegucigalpa, al tiempo que Washington se manifestó a favor de legitimar el pleito electoral.Poco después de asumir el poder en Estados Unidos, Obama expresó su deseo de visitar Brasil, aunque por el momento no fue fijada una fecha para una eventual visita.

Más noticias

0 Comentarios