La OTAN busca manera honorable de salir del atolladero afgano

Los ministros de Defensa de la OTAN estaban abocados este viernes a la búsqueda de un nuevo "enfoque" de la guerra contra la insurgencia islamista en Afganistán, que tiene todas las apariencias de una "estrategia para salir del atolladero" para las fuerzas internacionales.

Los ministros de Defensa de la OTAN estaban abocados este viernes a la búsqueda de un nuevo "enfoque" de la guerra contra la insurgencia islamista en Afganistán, que tiene todas las apariencias de una "estrategia para salir del atolladero" para las fuerzas internacionales.En momentos en que sus tropas sufren bajas récord frente a los talibanes -más de 400 muertos en 2009- el general Stanley McChrystal, comandante en jefe de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, bajo mando de la OTAN), hizo en Bratislava, ante los 28 miembros de la Alianza Atlántica, dos grandes recomendaciones.McChrystal recomendó dar primacía a la protección de los civiles sobre la lucha contra los talibanes, después de bombardeos erróneos que golpearon a la población, y concentrar esfuerzos en la formación de un ejército y de una policía afganas, capaces de tomar el relevo.Esas medidas pretenden que los afganos dejen de considerar a las tropas extranjeras como una fuerza de ocupación. También buscan frenar los cuestionamientos crecientes de las opiniones públicas occidentales sobre una intervención que se prolonga desde hace casi ocho años sin resultados evidentes.El general norteamericano no escondió sin embargo que esas orientaciones necesitarán en un primer momento el envío de nuevos refuerzos, tanto de su país como de los demás aliados.Si los ciudadanos de los paises aliados "ven que avanzamos, que hay una luz al fin del túnel, apoyarán el tiempo que sea necesario" la acción en Afganistán, dijo al inaugurar la reunión en la capital eslovaca el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen.Según él, la "luz" será "comenzar a transferir en cuanto sea posible" las responsabilidades militares a las tropas afganas al cabo de un periodo de transición, distrito por distrito y provincia por provincia.Un trámite que el ministro danés Soren Gade calificó lisa y llanamente, al llegar a la reunión, de "estrategia para salir del atolladero".Rassmussen reconoció que "era demasiado pronto para tener respuestas definitivas" a las interrogantes que plantea McChrystal en el informe que sirvió de base a las discusiones, pero dijo esperar que los ministros se pongan de acuerdo sobre tres puntos esenciales."¿Creemos que el enfoque del general McChrystal es el correcto, creemos que debemos acelerar la transición hacia el control por los afganos (de la seguridad), y en tercer lugar, cómo poner en acción nuestras prioridades?".La víspera, el secretario estadounidense de la Defensa, Robert Gates, insistió sobre el carácter sobre todo "consultivo" de las discusiones de Bratislava.Antes de definir su posición, los aliados europeos de Washington están a la espera de la decisión que debe tomar el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama sobre el envío de 10.000 a 40.000 soldados.Actualmente, hay dos fuerzas extranjeras en Afganistán: la OTAN y otra bajo mando estadounidense, que suman más de 100.000 hombres, después de un primer refuerzo de 21.000 soldados norteamericanos llegados este año.Los europeos también esperan el resultado de la segunda vuelta de la elección presidencial afgana del próximo 7 de noviembre, convocada tras la comprobación de casos de fraude masivo que obligaron a revisar los resultados iniciales de la primera vuelta, que atribuían al mandatario saliente, Hamid Karzai, una mayoría absoluta de votos.El ministro holandés Eimert Van Middelkoop, dijo que antes de tomar una decisión sobr el envío de refuerzos militares era "juicioso esperar las elecciones en Kabul, pues la legitimidad del gobierno en Afganistán es tan esencial como la decisión del presidente Obama".Según el ministro Middlekoop, las decisiones se adopatrán en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN, el 3 y el 4 de diciembre próximos en Bruselas.

Más noticias

0 Comentarios