La OTAN reclama a los aliados que se sumen al esfuerzo de EEUU en Afganistán

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, reclamó este miércoles a los aliados que se sumen al esfuerzo de 30.000 soldados que EEUU anunció para Afganistán, afirmando contar por ahora con un refuerzo de 5.000 militares suplementarios no estadounidenses.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, reclamó este miércoles a los aliados que se sumen al esfuerzo de 30.000 soldados que EEUU anunció para Afganistán, afirmando contar por ahora con un refuerzo de 5.000 militares suplementarios no estadounidenses."Puedo confirmar que los aliados (miembros de la OTAN) y nuestros socios aportarán una contribución suplementaria significativa, de al menos 5.000 soldados, y probablemente unos cuantos millares más" para la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán, dirigida por la Alianza Atlántica, anunció Rasmussen en Bruselas.Esta cifra ya había sido avanzada la semana pasada por fuentes militares y será debatida durante una reunión de ministros de Exteriores de la OTAN, que se celebrará el jueves y el viernes en Bruselas. "Creo que algunos compromisos (nacionales) serán asumidos inmediatamente y otros más tarde", dijo el secretario general. Varios responsables militares de la OTAN se reunirán también el próximo lunes para abordar la cuestión.Pero Rasmussen advirtió de la necesidad de un "equilibrio" entre países: con 35.000 soldados suplementarios, los efectivos militares extranjeros en Afganistán totalizarían 148.000, dos tercios de los cuales serían estadounidenses. "Es importante que la operación en Afganistán no sea percibida puramente como una operación estadounidense", advirtió el secretario general, llamando a "todos los aliados" a "repartirse la carga" y aumentar su contribución militar.El danés hizo estas declaraciones después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciara el despliegue de 30.000 soldados adicionales en Afganistán para revertir el avance de los talibanes y sus aliados de Al Qaida.Entre el contingente de refuerzo con el que contribuirán los aliados de Washington, figuran soldados pertenecientes tanto a países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), como a países terceros. Así, Corea del Sur y Georgia enviarán entre ambos unos 1.500 soldados a Afganistán, según el portavoz de la Alianza, James Appathurai.Entre los miembros de la OTAN, Gran Bretaña confirmó el despliegue de 500 soldados adicionales, y Eslovaquia y Macedonia prometieron una contribución de 250 y 80, respectivamente. La cifra de 5.000 soldados no incluye por ahora los posibles refuerzos que podrían anunciar Italia, Polonia o España, que estudia el envío de 200 uniformados y elevar su contingente a más de 1.200, dijeron a la AFP fuentes militares de la OTAN.Otros países aliados se muestran reticentes a la hora de secundar una vez más a Washington: Francia y Alemania no prevén tomar ninguna decisión al respecto antes de la conferencia internacional sobre Afganistán que se celebrará en Londres a a fines de enero. El primer ministro británico, Gordon Brown, llamó el miércoles a "todos" los aliados a "unirse detrás" de la estrategia de Obama."Gran Bretaña continuará desempeñando plenamente su papel convenciendo a otros países de que ofrezcan tropas para la campaña en Afganistán", declaró Brown. El ímpetu británico contrastó con las declaraciones esquivas del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que el miércoles expresó su "pleno apoyo" a Obama en Afganistán pero no mencionó eventuales refuerzos.

Más noticias

0 Comentarios