La OTAN pide a Rusia que aporte su ayuda en Afganistán

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, instó a Rusia el miércoles a ayudar a Afganistán, proporcionando helicópteros, como signo de un "nuevo comienzo" en las relaciones entre Moscú y la Alianza Atlántica.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, instó a Rusia el miércoles a ayudar a Afganistán, proporcionando helicópteros, como signo de un "nuevo comienzo" en las relaciones entre Moscú y la Alianza Atlántica."Es fundamental para Rusia que la OTAN logre una victoria en Afganistán", declaró Rasmussen en un encuentro con el presidente Dimitri Medvedev en el Kremlin, subrayando que ese país también es un objetivo potencial de la amenaza terrorista a través de Asia Central."Pienso que Rusia podría contribuir de manera muy concreta proporcionando helicópteros, formación de personal en materia de helicópteros y piezas sueltas", agregó, sin más detalles.Los helicópteros serán destinados al gobierno afgano, precisó su portavoz, James Appathurai, a la AFP. Rusia ya proporcionó dos aparatos este año al gobierno afgano para transporte sanitario.El jefe de la Alianza Atlántica sugirió una ayuda suplementaria de Rusia para formar la policía afgana y luchar contra el tráfico de droga proveniente de Afganistán.El presidente ruso "dio instrucciones para que las proposiciones (de Rasmussen) sean estudiadas", precisó poco después su ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.En la mañana, Rasmussen, primer secretario general de la OTAN que va a Moscú desde 2007, se había congratulado de un reinicio de las relaciones con Moscú, tras un año de fricciones sucesivas por el conflicto ruso-georgiano en agosto de 2008."Pienso que este otoño (boreal) significó un nuevo comienzo en nuestra relación", dijo en una entrevista con Lavrov, al subrayar que pese a los "desacuerdos", la Alianza y Rusia se enfrentan "a las mismas amenazas sobre seguridad".Entre los temas que molestan figuran la oposición de Rusia al suministro de armas a Georgia y el asunto no resuelto de la revisión del tratado sobre las Fuerzas convencionales en Europa."Llegamos a una nueva etapa de las relaciones", confirmó Medvedev al recibirlo un poco más tarde, insistiendo sobre la necesidad de "luchar juntos contra las amenazas" comunes como "el terrorismo y el tráfico de drogas".El primer ministro Vladimir Putin, al entrevistarse con el danés en la noche, dijo que los "esfuerzos de Rusia y de la OTAN pueden ser promisorios" en materia de lucha contra el terrorismo, proliferación de armas y crimen organizado."Pese a nuestras diferencias sobre muchos asuntos y problemas, cooperamos pese a todo y continuamos nuestra cooperación", agregó.Rusia se mostró ya lista a apoyar el esfuerzo estadounidense en Afganistán, por medio de una ayuda económica o la formación de policías y militares.También Rusia ha subrayado en varias ocasiones que no enviará tropas a ese país, de donde el ejército rojo, derrotado, tuvo que irse en 1989 luego de haberse comprometido allí en un conflicto durante diez años.Según el diario ruso Kommersant, Rasmussen quiere también ampliar el tránsito terrestre de material vía Rusia hacia Afganistán, donde la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), comandada por la OTAN, está enfrentada al levantamiento de los talibanes.Un tránsito ferroviario de material no militar ya existe, considera un diplomático ruso citado por el diario, "pero a la OTAN le gustaría ampliarlo para que sea también de material militar, o sea de armas y municiones".

Más noticias

0 Comentarios