La ONU reemplazará a más de 200 observadores en la segunda vuelta de Afganistán

La ONU reemplazará a más de 200 observadores implicados en fraudes en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Afganistán, anunció este miércoles el secretario general, Ban Ki-Moon, de cara a la segunda vuelta convocada para el 7 de noviembre.

La ONU reemplazará a más de 200 observadores implicados en fraudes en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Afganistán, anunció este miércoles el secretario general, Ban Ki-Moon, de cara a la segunda vuelta convocada para el 7 de noviembre.La ONU tomará "todas las medidas necesarias, administrativas y de seguridad", para evitar la repetición de los fraudes que mancharon la primera vuelta, el pasado 20 de agosto, dijo Ban a la BBC. Una comisión apoyada por la ONU confirmó esta semana irregularidades masivas, la mayoría a favor del presidente saliente, Hamid Karzai. Más de un millón de votos (un cuarto del total) fueron declarados dudosos y los resultados de 210 oficinas fueron rechazados. Karzai, a quien antes de esa verificación se le adjudicaban casi 55% de los votos, fue proclamado vencedor pero con 49,67% de los sufragios, menos de cuatro décimas por debajo de la mayoría absoluta que le hubiera permitido evitar una segunda vuelta contra su principal rival, Abdulá Abdulá."Trataremos de reemplazar a todos los funcionarios que hayan desacatado las normas o que hayan sido cómplices de procedimientos fraudulentos", indicó Ban, prometiendo una segunda vuelta "transparente y creíble". "En Afganistán, hay 380 distritos electorales, y trataremos de reemplazar a más de 200 funcionarios implicados (en los casos de fraude) o que no hayan seguido las normas".Ban indicó asimismo que la ONU trabajaría junto a la Fuerza Internacional de Asistencia y Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, y con las autoridades afganas para proteger las oficinas de voto de eventuales ataques de los islamistas talibanes, que había amenazado a los votantes en agosto."Tendremos una coordinación estrecha con la ISAF y con las fuerzas nacionales afganas, para garantizar las condiciones de seguridad que permitan a los afganos expresar su voluntad sin intimidaciones ni amenazas", declaró el jefe de la ONU. "También trataremos de visitar todas las oficinas de voto, para estar seguros de que no están ocurriendo fraudes".La segunda vuelta debe organizarse rápidamente, antes de la llegada del invierno, que deja una buena parte del país inaccesible. Los observadores temen que el índice de participación sea el 7 de noviembre inferior incluso al 38,7% de la primera vuelta.En una rueda de prensa ofrecida en Kabul este miércoles, Abdulá Abdulá exhortó a que la elección se lleve a cabo el 7 de noviembre y reveló el primer contacto oficial con Karzai desde la controvertida votación del 20 de agosto. "Anoche llamé a Karzai y le felicité (...) por haber aceptado la organización de la segunda vuelta de la elección", declaró el candidato."En cuanto a la segunda vuelta, mi único deseo es que tenga lugar en la fecha prevista, en buenas condiciones, tanto en el plano de la seguridad como en el de la transparencia", aseguró Abdulá, quien negó la posibilidad, mencionada por algunos diplomáticos, de un acuerdo político con Karzai para hacer inútil una segunda vuelta. "No estoy presionado por la comunidad internacional para aceptar un tipo de salida", afirmó.

Más noticias

0 Comentarios