OEA se reúne para discutir sobre Honduras sin posibilidad de acuerdo

La OEA se reúne de manera extraordinaria este viernes para discutir sobre las recientes elecciones en Honduras y el rechazo del Congreso de ese país a restituir al presidente derrocado Manuel Zelaya, pero sin que se vislumbre la posibilidad de que alcance una posición común.

La OEA se reúne de manera extraordinaria este viernes para discutir sobre las recientes elecciones en Honduras y el rechazo del Congreso de ese país a restituir al presidente derrocado Manuel Zelaya, pero sin que se vislumbre la posibilidad de que alcance una posición común.La restitución de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA), de donde fue apartada de manera unánime tras el golpe de Estado del 28 de junio que derrocó y exilió a Zelaya, se mantiene aún lejana."Hay países que van a reconocer el proceso electoral y otros, entre los que se encuentra el nuestro, que no van a reconocer ni el proceso electoral ni al presidente electo" en los comicios del pasado domingo, Porfirio Lobo, adelantó el jueves el representante de Argentina, Rodolfo Gil.El Consejo Permanente de la OEA se reunirá a partir de las 15H00 locales (20H00 GMT) en su sede de Washington."Vamos a escuchar el informe del secretario general y luego cada país si lo desea expresará sus puntos de vista, hasta ahí vamos a llegar, no creo que haya mucho más", admitió Gil, augurando una reunión cargada de debate pero sin que se prevean resultados concretos."Va a ser un debate abierto" que puede tornarse "agitado", auguró el representante de Estados Unidos, Lewis Amselem.Amselem dijo no tener conocimiento de si se prepara algún documento que busque una posición común de la OEA.Tras el unánime voto para sancionar a Honduras, la OEA empezó a dividirse en dos grupos, uno que mantuvo una línea dura contra el régimen de facto de Roberto Micheletti y otro, encabezado por Estados Unidos, más inclinado a la negociación entre las partes.La organización, que favorece las decisiones por consenso, sostuvo periódicas reuniones con apasionadas discusiones, pero los acuerdos han sido escasos.En un primer momento, la OEA lideró las negociaciones entre el régimen de facto y Zelaya, pero al no prosperar los esfuerzos Estados Unidos tomó la iniciativa y logró que las partes firmaran un acuerdo el 30 de octubre.La división en la OEA se hizo más evidente con las elecciones del 29 de noviembre: Estados Unidos, Colombia, Panamá y Costa Rica han señalado que reconocen sus resultados, mientras que otros, como Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Paraguay y Uruguay no los legitiman.Este viernes, los embajadores también discutirán sobre la decisión del Congreso hondureño, que el miércoles votó en contra del retorno del derrocado Zelaya para que terminara su mandato hasta el 27 de enero, cuando asumirá Porfirio Lobo.El representante argentino descartó por lo pronto que Honduras pueda volver a la OEA, toda vez que para levantar la sanción en su contra se necesita el voto de las dos terceras partes de los 33 miembros activos."Nada más que en América del Sur tenemos ocho votos" a favor de continuar con la medida, dijo Gil.Otras fuentes diplomáticas señalaron que si no se llegó a un acuerdo sobre Honduras en la reciente Cumbre Iberoamericana en Portugal, más difícil es que se alcance en la OEA, donde están representados los mismos países.El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, ha admitido que la organización no tiene muchas más opciones por delante y que depende de cada país tomar las medidas bilaterales hacia Honduras que considere pertinentes.

Más noticias

0 Comentarios