Nutter y comisionados de Policía y Bomberos discuten impacto de “Plan C”

El Alcalde Nutter afirma que si no se aprueban las medidas presentadas por Philadelphia para el nuevo presupuesto, la ciudad tendrá que hacer cortes dramáticos que incluyen el despido de cientos de agentes de policía y bomberos, el cierre de todas las bibliotecas y centros de recreación y dos centros de salud.

El alcalde de Philadelphia, Michael Nutter, el comisionado de Policía, Charles Ramsey, y el comisionado de Bomberos, Lloyd Ayers, visitaron este lunes los distritos de policía 15 y 2 para discutir el posible impacto del "Plan C" en le Noreste de Philadelphia. Si Harrisburg no no aprueba en el presupuesto de las dos medidas de Philadelphia –el aumento temporal del 1 por ciento sobre las ventas y cambios al pago de pensiones- la ciudad tendría que hacer recortes en su presupuesto, incluyendo 972 policías y 196 bomberos.

"Hacer recortes a los servicios de la ciudad, en particular a la seguridad pública, es la última cosa que quiero hacer", dijo el alcalde Nutter. "Lamentablemente, si la ciudad y Harrisburg no trabajan juntos para conseguir que se aprueba nuestros proyectos de ley, ése será el resultado. Llame a su legislador y dele las gracias por el apoyo que ha mostrado la ciudad y dígale que los insta a aprobar las leyes que mantendrán seguro a Philadelphia".

"La Orden Fraternal de la Policía y la ciudad están de pie juntos hoy instando a Harrisburg para pasar nuestra legislación", dijo John McNesby, presidente de la Orden Fraternal de la Policía. "Necesitamos que nuestros legisladores estatales continúen apoyándonos a fin de evitar no sólo la posible pérdida de puestos de trabajo, pero un grave impacto en la seguridad pública".

Según informó el Alcalde si la Asamblea General en Harrisburg no aprueba la propuesta para aumentar temporalmente el impuesto local sobre las ventas, y para hacer cambios a los pagos de pensiones, la ciudad tendrá que recortar $700 millones en los gastos de su plan de cinco años, lo que incluiría el despido de cientos de agentes de policía y bomberos, el cierre de todas las bibliotecas y centros de recreación, el cierre de dos centros de salud, y la eliminación de casi 3,000 puestos de empleo.

Más noticias

0 Comentarios