Nuevo escudo antimisiles: tras Polonia, Biden obtiene el apoyo de Rumania

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, obtuvo un segundo apoyo al nuevo proyecto de escudo antimisiles este jueves en Rumania, después haber recibido el de Polonia la víspera, y reafirmó el compromiso de su país con sus aliados en Europa.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, obtuvo un segundo apoyo al nuevo proyecto de escudo antimisiles este jueves en Rumania, después haber recibido el de Polonia la víspera, y reafirmó el compromiso de su país con sus aliados en Europa.Washington recibe estos apoyos en la víspera de una reunión de la OTAN el viernes en Eslovaquia en la que el secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, debe exponer a sus colegas de la Alianza los motivos y las consecuencias de este cambio de estrategia en la defensa antimisiles."Agradecemos la aceptación por Rumania de la nueva arquitectura de defensa antimisiles", afirmó Biden al término de una reunión con el presidente rumano Traian Basescu.El nuevo sistema, presentado por la administración de Barack Obama el 17 de septiembre, tras una reevaluación de la amenaza balística iraní, ya no está destinado a contrarrestar los misiles de largo alcance sino los de corto y medio alcance."Es más adaptado" que el precedente, insistió Biden.Contrariamente a Polonia y República Checa, que habían reaccionado negativamente al abandono del proyecto antimisiles de la administración de George W. Bush, Rumania es partidaria del nuevo concepto de Washington, por considerar que con éste se protegerá la totalidad de su territorio, contrariamente a la versión precedente.El nuevo sistema "tiene la ventaja de protegerlos a ustedes y también a Estados Unidos", subrayó en Bucarest el vicepresidente norteamericano.Durante un discurso pronunciado ante una audiencia de estudiantes, Biden aseguró que Estados Unidos "mantiene su compromiso a favor de la alianza con Europa" al tiempo que expresó la voluntad de reforzar sus lazos con Rusia.Biden subrayó que el nuevo sistema de defensa antimisiles decidido por el presidente Obama quiere "proteger a todos los miembros de la OTAN, incluidos los países de Europa Central" y proporcionará "medios de defensa más fuertes, más inteligentes y más rápidos".El vicepresidente ya había obtenido el lunes, en el primer día de su gira por la región, el apoyo de Polonia a este nuevo sistema. El primer ministro polaco, Donald Tusk, afirmó tras reunirse con Biden en Varsovia que Polonia está "dispuesta a participar en este proyecto, a la escala que convenga".Sin aludir explícitamente al nuevo sistema antimisiles, el presidente rumano celebró "los puntos de vista similares de Rumania y Estados Unidos sobre las cuestiones de seguridad"."Nuestra opinión es que la seguridad en el interior de la OTAN es indivisible", subrayó, en referencia al temor a que ciertos miembros de la Alianza se queden fuera del sistema estadounidense de defensa.Por el contrario, el primer ministro eslovaco Roberto Fico excluyó el jueves que se instale en su país un elemento del futuro sistema antimisiles, ya sea estadounidense o de la OTAN, subrayando que no daría su acuerdo a tal proyecto.Biden debía partir de Bucarest a última hora de la tarde con destino a Praga, última etapa de su gira por Europa del Este.

Más noticias

0 Comentarios